Valoración de empresas: definición, aplicaciones y ventajas

La valoración de empresas es una herramienta que permite evaluar el desempeño de todos los sistemas y procesos clave de la compañía. En todo el mundo, organizaciones de todo tipo recurren a este tipo de evaluación para recopilar datos objetivos y una información más completa sobre los departamentos y procesos gestionados. El conocimiento al que puede accederse tras un proceso de este tipo permite ayudar a la empresa a competir de manera más efectiva, aunque, también puede ser iniciado por un inversor externo, con el objetivo de descubrir el potencial de una compañía en el mercado.

 

¿Qué es la valoración de empresas?

La valoración de empresas es un proceso analítico que examina el rendimiento de la compañía en distintas áreas, tan críticas como las finanzas, las ventas, los recursos humanos o IT.

Después de estudiar al negocio desde diferentes ángulos, se pueden llevar a cabo procesos de benchmarking para comparar su situación actual con la evolución histórica o sus logros con los éxitos de sus principales competidores en el mercado, u homólogos en otras industrias.

 

¿Para qué sirve la valoración de empresas?

La valoración de empresas ayuda a descubrir aspectos como los siguientes:

  • El posicionamiento de la empresa en el mercado y en comparación con sus principales rivales.
  • Sus fortalezas y debilidades
  • Las amenazas u oportunidades que existen dentro de su mercado.

Por lo general, el proceso de evaluación suele dar comienzo con un análisis DAFO, que descubre las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas. Este estudio debería incluir también una revisión exhaustiva de cada área específica de la empresa, que será la que aporte consistencia a la visión general que se busca alcanzar.

 

TOFU - Mercados financieros Donald Trump TEXT

 

Al tener una perspectiva global del negocio es más sencillo poner las prioridades en perspectiva, un paso que supone una parte instrumental del proceso de planificación estratégica.

Y es que, aunque hasta hace no mucho las únicas auditorías que los negocios realizaban eran las de tipo financiero, hoy día, han dejado de ser suficientes. En un entorno en constante cambio, con un mercado que crece en complejidad por momentos, hace falta tener la capacidad de adaptarse a las nuevas situaciones y transformarse al ritmo adecuado.

Para ello, es preciso actualizar y mejorar constantemente la forma en que se diseñan, producen y entregan los productos y servicios, una meta que sólo es alcanzable con el conocimiento adecuado, el que da la valoración de empresas.

Monitorizar el desempeño del negocio y compararlo con un conjunto de reglas y estándares ayuda a los responsables del negocio a definir los procesos de los que son responsables, medir los resultados e identificar posibles mejoras.

 

¿Cuáles son los principales beneficios de la valoración de empresas?

Los beneficios de la valoración de empresas para un inversor externo tendrían que ver con la toma de la decisión correcta, la que le entregará la rentabilidad esperada en el futuro. A nivel interno, embarcarse en este proceso de autoevaluación y análisis también tiene muchas ventajas, como las siguientes:

  • Identificar oportunidades de mejora.
  • Definir los puntos sobre los que diseñar o modificar la estrategia de la empresa.
  • Mejorar la comunicación interdepartamental.
  • Conocer mejor al cliente, sus expectativas y sus necesidades.
  • Aumentar el compromiso de los empleados en toda la empresa.

Podría decirse que la valoración de empresas es el medio de garantizar que una compañía, no sólo sobrevivirá, sino que también prosperará, aunque, para poder realizarla con ganatías es preciso contar con el respaldo que da una formación como el Máster en Dirección Contable y Financiera.

 

Créditos fotográficos: PinkyPills

 

Mercados financieros Donald Trump


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario