El desarrollo activo del paypal casino online lleva a preguntas lógicas sobre los casinos en línea, ¿qué son y de dónde vienen en primer lugar? ¿Qué tan justo puede ser el juego en tales clubes? ¿Es legal y no es un pecado apostar a través de sitios virtuales? Las respuestas a estas preguntas pueden obtenerse de varias maneras: aprendiendo de la experiencia, o leyendo las reseñas, artículos de revisión y materiales adicionales. Una mezcla de los dos métodos funciona mejor, permitiendo que la teoría y la práctica se unan. Averiguando qué es un casino online, muchos creen que apareció al mismo tiempo que la web global estaba penetrando activamente en la vida de las personas. De hecho, los primeros clubes en línea no aparecieron inmediatamente, sino años después. Y el catalizador de este proceso fue la adopción de una ley especial en Antigua, que proporcionó una licencia para el despliegue de actividades de juego en línea. Al mismo tiempo, en 1994, aparecieron los primeros portales virtuales, que empezaron a promover una nueva generación de máquinas tragaperras.

El 45% de las empresas no atiende a sus clientes en redes sociales

Por lejano que parezca, las empresas españolas van desembarcando poco a poco en las redes sociales, de una forma más paulatina que las de otros países como Francia o Alemania. Así, a día de hoy, si bien el 95 % de ellas tiene presencia en alguna plataforma social, solo el 55 % contempla la atención al cliente a través de estos canales online. Un factor clave para obtener rentabilidad y destacar en un mercado saturado de mensajes y marcas.

Si quieres conocer los esenciales del marketing, descarga el ebook: Los 5 conceptos clásicos del marketing que no dejarán de ser útiles

Estos son los resultados del informe “El consumidor social”, pionero en España y realizado por la plataforma Altitude Software. Por vez primera se ha analizado el comportamiento de un total de 77 empresas españolas de 11 sectores a través de 380 encuestas y 50.000 interacciones con sus clientes en redes sociales. Sus resultados no dejan indiferente a nadie: más del 70 % de las empresas encuestadas tiene una presencia meramente testimonial en estos canales y solo el 55 % de las marcas responde a sus clientes en los medios sociales.

Tomando como variables de análisis la presencia en las redes sociales, la disponibilidad y adaptabilidad de perfiles para la atención al cliente y el tipo y volumen de conversación, el informe refleja que solo el 13 % de las empresas de nuestro país se encuentra en un estado de madurez alto o consolidado en cuanto a atención al cliente online. Ninguna de ellas se sitúa en el último escalafón, el avanzado, y de igual modo, ninguna empresa ofrece atención al usuario durante toda la cadena de valor. Un dato significativo, teniendo en cuenta que los clientes demandan información más compleja y detallada a medida que avanzan en el ciclo de compra. En este sentido, el estudio confirma que el 77,89 % de los consumidores es seguidor de alguna marca en redes sociales y al menos el 30 % de ellos lo hace para obtener información útil que le ayude a completar su proceso de compra. No observar esta realidad supone correr el riesgo de perder a un cliente poniéndolo directamente en manos de la competencia.

En el otro extremo, se sitúan aquellas empresas que aprueban con poca nota e incluso suspenden en esta asignatura. Así, el 45 % de ellas no cuidan su Social Costumer Service, sino que presentan una atención limitada y nada resolutiva, reservando la interacción y el diálogo con sus clientes a otros canales convencionales -email, teléfono-. El 42 % se sitúa por encima del aprobado, el modelo básico, en el que se han clasificado a todas aquellas entidades que muestran una atención al cliente reactiva pero con un feedback sencillo. Transiferen las interacciones más complejas y por ello, se sitúan aún a distancia de las organizaciones colaborativas y la omnicanalidad.

No obstante, los sectores de Telecomunicaciones y Banca sobresalen en el informe presentado por Altitude -con un índice MACS (Modelo de Atención al Cliente Social) del 56 % y del 44 % respectivamente- y parecen haber tomado las riendas de su presencia en redes sociales. Sus servicios de atención al cliente en Twitter y Facebook -redes sociales preferidas a nivel empresarial en un 94 % y 79 %- y la interacción con los usuarios son ejemplos de cómo crear comunidad y utilizar los medios sociales para revalorizar la imagen de marca y la confianza del cliente en la empresa. Caso contrario sucede con las empresas de alimentación, turismo y consumo, las más rezagadas en la atención al cliente online.

Ya no es suficiente con estar en las redes sociales y mantener una actitud reactiva. Los clientes exigen atención a través de estas herramientas. Por ello, y porque a nivel de cercanía y atención al cliente las redes sociales suponen “un antes y un después”, las empresas deben dar un giro de 360 grados en sus estrategias online y protocolos de atención para dar la talla y satisfacer a sus mercados. 

 

Post relacionados:

 

conceptos-marketing


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario