Utilidad marginal: qué es y cómo calcularla

En la teoría del marketing, la utilidad marginal ha sido definida como el valor que los consumidores le otorgan a un producto en función de las unidades adquiridas. Es decir, no es un valor unitario; se expresa de forma progresiva.

Qué es la utilidad marginal: definición

La utilidad es la satisfacción que una persona deriva del consumo de un bien o servicio. La utilidad total es la satisfacción total recibida al consumir una cantidad total dada de un bien o servicio, mientras que la utilidad marginal es la satisfacción obtenida al consumir una cantidad adicional de ese artículo.

TEXT - TOFU - Conceptos Finanzas

A veces, a los economistas les gusta subdividir la utilidad en unidades individuales que llaman utilidades. Sin embargo, debido a que la utilidad es subjetiva, lo que significa difiere de una persona a otra, y debido a que varía continuamente, dependiendo de la cantidad consumida, una utilidad en realidad no se puede medir, sino que es simplemente un dispositivo heurístico que permite a los economistas hablar sobre el grado de satisfacción por un producto o servicio.

Ejemplo de utilidad marginal

Podemos tomar un ejemplo de cualquier situación de la vida diaria como, por ejemplo, el de una persona sedienta en un día caluroso, para quien adquirir una Coca-Cola se convierte en una necesidad. El valor que esa persona le confiere a esa primera bebida es alto, aunque lo es menos para la segunda o la tercera (en caso de que continúe bebiendo). Y esto es así porque, con cada nueva Coca-Cola, su sed se ha ido aplacando.

Vale la pena añadir que el concepto de utilidad marginal puede ser negativo (como en el caso anterior), positivo o neutro en función del interés o valor que cada nueva unidad del producto genere en los consumidores.

Hay productos a los que, con cada nueva unidad, el cliente les designa un valor añadido que va en aumento. En otras ocasiones, ese valor se mantiene estable. Sin embargo, lo más común es que sea negativo, dado que con cada nueva unidad adquirida el cliente va satisfaciendo la necesidad inicial de forma gradual.

Valga también la distinción entre utilidad marginal y utilidad total, dos conceptos que van entrelazados pero no significan lo mismo:

  • Utilidad marginal: la que establece el valor que el consumidor le da a las unidades de un producto en un determinado período de tiempo.
  • Utilidad total: la que establece el grado de satisfacción en referencia a cada unidad consumida, es decir, a cada unidad marginal.

La fórmula: cómo calcular la utilidad marginal

Pero aunque se trata de un valor netamente subjetivo, es decir, que depende de cada consumidor, también es posible calcular la utilidad marginal y su grado de incremento o disminución a través de una sencilla fórmula acuñada por los especialistas en el tema:

Umx = DUtx/DQx

Los valores expresados en esta fórmula corresponden a los elementos que intervienen en el concepto de utilidad marginal.

                                   Umx: utilidad marginal del artículo.

DUtx: incremento de la utilidad total de los artículos.

DQx: incremento de las unidades del artículo.

Como decíamos líneas antes, la utilidad marginal (Umx) tiene una tendencia negativa dado que la necesidad inicial del consumidor se satisface con las primeras unidades. La curva es ascendente hasta el momento en que tanto las unidades como las utilidades del producto se estabilizan. A partir de ahí, el comportamiento de la utilidad marginal llega a un punto de saturación (satisfacción) y disminuye.

Además, es importante que la operación vaya acompañada de una tabla de cálculo en la que aparezcan los valores de cada unidad adquirida. La forma más habitual es hacerlo es a través de un gráfico por columnas, como el que se presenta a continuación, en el que aparecen reflejados todos los valores:

tabla

De esta manera se aprecia más fácilmente el comportamiento de la unidad marginal y su relación con las unidades del producto y las utilidades que genera.

Cuándo disminuye la utilidad marginal y cómo afecta eso al precio de un producto

La utilidad marginal siempre disminuye para cada cantidad sucesiva de consumo. Si a alguien le gusta el helado y come una bola, la primera bola le proporcionará la mayor satisfacción. Si come otra cucharada, probablemente también lo disfrutará, pero la satisfacción será menor que la primera.

En algún momento, no querrá más helado. La utilidad marginal caerá a cero e incluso puede volverse negativa. Esto ilustra la ley de la utilidad marginal decreciente. La utilidad marginal disminuye para todo, incluido el dinero.

Aunque muchas personas quieren acumular una gran riqueza, cada dólar acumulado se vuelve cada vez menos valioso, porque la utilidad marginal de lo que puede comprar disminuye.

La disminución de la utilidad marginal explica por qué la curva de demanda se inclina hacia abajo a medida que aumenta la cantidad de oferta, y por qué las personas solo consumirán más si el precio disminuye, ya que la predisposición de las personas a pagar también disminuye.

La utilidad marginal también está relacionada con la elasticidad de la demanda. Si la demanda es inelástica, la cantidad demandada disminuye lentamente a medida que aumenta el precio, lo que indica que la utilidad marginal del producto o servicio es alta; Con una demanda elástica, la cantidad de demanda cae bruscamente, lo que indica una baja utilidad marginal para el producto, por lo que el consumidor no está dispuesto a pagar un precio más alto.

Post relacionados:

POST - TOFU - Conceptos Finanzas


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario