¿Cómo crear una propuesta de valor para tu negocio?

Pasos a seguir para elaborar una propuesta de valor

Eres una mente inquieta y una idea de negocio te está rondando desde hace tiempo. Por fin te has decidido y vas a intentarlo. Lo malo es que tras un primer vistazo por la red has visto que ni de lejos eres el primero que ha tenido una idea similar y te has encontrado con varios proyectos que te han adelantado varios pasos en lo que se refiere a posicionamiento, ventas, clientes, seguidores en medios sociales, etc. Lejos de abandonar, aprende de ellos, averigua sus puntos débiles y fuertes y a partir de estos datos elabora tu propia propuesta de valor.

Si quieres conocer los esenciales del marketing, descarga el ebook: Los 5 conceptos clásicos del marketing que no dejarán de ser útiles

 

¿Qué es una propuesta de valor?

La propuesta de valor es aquel enunciado que una empresa utilizar para explicar la manera en la que sus productos y servicios resuelven las necesidades de los clientes, realizando una definición del beneficio o valor que aporta y diferenciando los productos y servicios propios de los de la competencia. Se trata de una frase sencilla, que una mayoría pueda entender y asimilar.

En resumen, se trata de una argumentación creíble para los targets potenciales y que estos se decanten por nuestra opción y no por la competencia.

 

¿Qué factores debo tener en cuenta para realizar una propuesta de valor?

Para la definición de la propuesta de valor no basta con sentarse delante de un cuaderno y escribir lo primero que se nos venga a la cabeza. No se trata de ser poético, se trata de ser efectivo. Es por eso que antes de elaborar tu propuesta de valor debes tener en cuenta una serie de factores:

  1. Precio. Es uno de los factores más importantes. Existe una gran cantidad de público muy susceptible a este factor. Si somos capaces de aportar el mismo valor a menor precio de la competencia, seguramente habremos ganado muchos clientes.
  2. Algo nuevo siempre es mejor. Generar productos nuevos para necesidades de las que los consumidores no eran plenamente conscientes. Ejemplo: los Smartphone
  3. La Calidad por encima de todo. No son poca las personas que prefieren invertir un poco más si saben que lo que adquieren es un producto de calidad superior al de la competencia.  
  4. Esto te conviene. Generar en el cliente la idea de que se le facilita la vida mediante la adquisición del producto o servicio en cuestión.
  5. No admitas imitaciones. Que un producto o servicio sea de una marca determinada es hoy en día un factor determinante a la hora de elegir. Existen muchas marcas de refresco de cola, pero la mayoría acuden a la misma. Hay muchos modelos de Smartphone pero, ¿cuál es el gran deseado?
  6. Menos riesgos. Se pone el acento en la garantía para evitar riesgos al adquirir el producto o servicio.
  7. Menos costes. En mercados de venta de empresa a empresa o B2B, se acentúa la capacidad del producto o servicio para reducir los costes de producción de la empresa cliente.
  8. Non has visto un diseño parecido. Se enfatiza el hecho de que el producto cuenta con un diseño exclusivo, único, que no está al alcance de la competencia.
  9. Es personalizable. Los productos y servicios personalizados, adaptados a cada cliente están funcionando muy bien, sobre todo en productos y servicios que se venden online.

 

¿Preguntas que debe contestarme antes de realizar una propuesta de valor?

Una vez repasados los factores,  podemos formularnos una serie de preguntas que serán las que definitivamente nos den la respuesta para elaborar la propuesta.

  1. ¿Cuál es nuestro público objetivo? Debemos identificar a los clientes y clientes potenciales, realizar una descripción cuantitativa y cualitativa de los mismos. Debemos averiguar lo máximo posible sobre ellos para garantizar la efectividad de los mensajes que les enviemos.
  2. ¿Resolvemos las necesidades de nuestros clientes? Conociendo a los clientes, conoceremos sus necesidades y tendremos claro si nuestro producto o servicio resuelve sus problemas o necesidades.
  3. ¿Cómo lo hacemos? La manera de resolver dichos problemas también puede ser determinante a la hora de que un cliente se decida por un producto u otro.
  4. ¿Cuál es nuestra filosofía? Los valores de la empresa se trasladan a sus productos y servicios y pueden generar identificación de los clientes con los mismos.
  5. ¿Quién es nuestra competencia? Es una pregunta fundamental. El estudio de la competencia es clave para ser capaces de diferenciar la oferta propio del de nuestros rivales.

 

Y ahora, ¿ya tienes claro cómo realizar tu propuesta de valor?

 

Post relacionados:

 

conceptos-marketing

Tags:

Añadir comentario