Sociedad anónima laboral o limitada laboral

La sociedad anónima laboral es una forma de organización en la que el capital social está mayoritariamente en manos de los trabajadores que prestan en ellas servicios retribuidos. Se presupone que estos socios trabajan para la empresa en virtud de un contrato indefinido.

Si estás pensando en esta forma jurídica para tu negocio, necesitas hacer la inscripción en el Registro Mercantil, aportando el certificado del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (que confirme su calificación de laboral y prueba de su inscripción en el Registro de Sociedades Laborales.

 

TEXT - TOFU - Tipos de empersa

 

Hay que tener presente que puede perderse la calificación de laboral si la organización del trabajo aumenta la carga de los trabajadores “no socios” en cuanto a horas por año, y estas superan el 49 por ciento de las trabajadas por los socios trabajadores durante más de 12 meses.

 

¿Qué rasgos distinguen a una sociedad anónima laboral?

El hecho de que le capital social esté en manos de los socios trabajadores es una de las características definitorias de esta forma de organización. Otro rasgo identificativo tiene que ver con que ningún socio puede ser propietario de más de una de cada tres acciones del capital social, a excepción de algunos supuestos recogidos por la Ley que es flexible en los casos en que los socios sean entidades públicas o que solo haya dos socios fundadores, circunstancia esta última en la que dispondrían de hasta tres años para adaptarse a lo exigido en la normativa a este tipo de sociedad.

El capital social mínimo para constituir una sociedad anónima laboral es de 60.000 € y se dividirá en acciones nominativas, unas de clase laboral, propiedad de los trabajadores indefinidos, y otras de clase general, que serán el resto. La sociedad laboral puede ser titular de acciones de ambas clases.

Además de las reservas legales o estatutarias, es preciso contar con una Reserva especial, del 10 % del beneficio líquido de cada ejercicio, hasta que se doble el monto del capital social.

Quienes montan una sociedad anónima laboral tienen algunas obligaciones, como:

  1. Llevar un Libro de inventarios y Cuentas anuales.
  2. Tener un registro diario de las operaciones.
  3. Contar con un Libro de actas.
  4. Mantener actualizado un Libro-registro de acciones nominativas.

 

¿Es mejor montar una sociedad anónima laboral o una sociedad limitada laboral?

La mejor forma de comparar estas dos opciones es atendiendo a criterios como los requisitos formales o el capital social mínimo, ya que, en otros aspectos, ambas formas jurídicas son equiparables. Es lo que sucede en el plano de responsabilidades, donde en ambos casos, la de los socios frente a terceros estará limitada a sus aportaciones; o en el de la fiscalidad, donde ambas obtienen beneficios.

Los dos tipos de sociedades gozarán de una “bonificación del 99 % de las cuotas que se devenguen por modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas de bienes y derechos provenientes de la empresa de la que proceda la mayoría de los socios trabajadores de la sociedad laboral”. Este beneficio se aplica al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Pero existen diferencias, como:

Sociedad anónima laboral

 

Sociedad limitada laboral

60.000 €

Capital mínimo

3.000 €

Es la opción más indicada cuando esté prevista una alta participación.

Número de socios

Es la alternativa a considerar en empresas familiares o proyectos con pocos socios.

Tanto durante su ciclo de vida, como a su disolución, implican mayor complejidad y costes más elevados.

Requisitos formales

Son más sencillos y van asociados a un menor gasto.

 

¿Ya sabes qué opción te puede interesar más para tu proyecto? ¿Montarás una sociedad anónima laboral?

 

Créditos fotográficos: bernardbodo

 

POST - TOFU - Tipos de empresa


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario