Las características de la inteligencia emocional: reconócela a la primera

Hoy en día muchas empresas priman por encima de las habilidades técnicas, las habilidades emocionales. Empatía, autocontrol, equilibrio…La inteligencia emocional es una de las aptitudes más buscadas en los trabajadores, que pueden mejorarla siguiendo una serie de pautas. No obstante, ¿sabes cómo reconocer tu inteligencia emocional? Si quieres convertirte en el empleado perfecto, sigue leyendo.

Inteligencia emocional: qué es

La inteligencia emocional es la capacidad que tiene una persona de manejar, entender, seleccionar y trabajar sus emociones y las de los demás con eficiencia y generando resultados positivos. En otras palabras, es la habilidad para gestionar bien las emociones para la gente que nos rodea se sienta a gusto a nuestro lado.

Una persona que se enfada con facilidad, que se pone triste con frecuencia o que no es capaz de controlar sus impulsos es alguien con mala inteligencia emocional. Por el contrario, una persona que se conoce bien a sí mismo, que es capaz de pensar antes de actuar, que entiende sus impulsos, que los expresa con educación siendo sincero pero, a la vez, consiguiendo no afectar negativamente a la gente que le rodea es una persona con muy buena inteligencia emocional.

La inteligencia emocional se aplica a todos los ámbitos de nuestra vida, entre ellos el profesional. En este campo, fue el gurú Daniel Goleman el que popularizó el término y lo introdujo en el terreno laboral gracias a su libro Inteligencia Emocional, publicado en 1995. En su obra afirma que la diferencia que marca el éxito o el fracaso entre dos personas con el mismo coeficiente intelectual es precisamente la inteligencia emocional.


eae mba executive

Inteligencia emocional: cuestión de habilidades sociales

A continuación te dejamos un listado con las características de la inteligencia emocional que te servirá para saber si la tienes o, por el contrario, debes comenzar a trabajarla.

En primer lugar, nos fijaremos en las competencias personales. En este grupo, los rasgos de inteligencia emocional más evidentes son:

  • Conciencia de uno mismo: reconocer tus emociones y efectos; conocer tus fortalezas y debilidades; tener seguridad del valor que tienes y de tus capacidades.
  • Autorregulación: autocontrol; mantener una línea de honestidad e integridad; asumir responsabilidades; ser flexible a la hora de gestionar los cambios; estar abierto a nuevas ideas.
  • Automotivación: aspirar a mejorar o lograr un estándar de excelencia; asumir los objetivos de la organización; estar dispuesto a actuar cuando hay una oportunidad; optimismo y persistencia.

En el campo de las competencias sociales, la inteligencia emocional se manifiesta de la siguiente manera:

  • Conciencia social: empatía; mostrar interés activo por las preocupaciones de los demás; anticipar, reconocer y satisfacer las necesidades de otras personas; desarrollar y fortalecer las habilidades de los otros; fomentar la diversidad; leer las corrientes emocionales del grupo y las relaciones de poder.
  • Habilidades sociales: influencia, comunicación, liderazgo, catalizador del cambio, gestión de conflictos, creación e lazos, colaboración y cooperación y trabajo en equipo.

Si reconoces en ti alguno de estos rasgos, vas por el buen camino. Si no, tal y como hemos dicho, puedes ponerte manos a la obra y dedicarte a desarrollar y a trabajar tu inteligencia emocional para triunfar en tu puesto de trabajo.

 

Post relacionados:


eae mba executive

Tags:

1 Comentario

  1. David
    3 febrero, 2017

    A mi lo que más me fascina es el tema de la educación emocional ya que no se están poniendo suficiente recursos en ello. En este artículo explican su importancia: http://www.codigonuevo.com/guia-completa-sobre-la-inteligencia-emocional/

Añadir comentario