Principales características de una franquicia de impacto

La franquicia es un modelo de negocio cada vez más extendido en el mundo. Sólo en España, se calcula que existen cerca de 600 marcas que funcionan bajo este modelo de empresa, lo que representa una cifra de 30.ooo establecimientos.

El sistema de gestión es sencillo y complejo a la vez. En términos generales, consiste en un acuerdo al que llegan dos partes, una empresa franquiciadora que posee un negocio de éxito, y una persona física o jurídica a la que se transfiere la explotación de la marca en un espacio geográfico o entorno.

Una vez se llega a un acuerdo sobre la explotación del negocio, tanto la franquicia como el franquiciado asumen ciertas responsabilidades. De la aplicación de éstas depende el éxito o el fracaso del modelo implementado.

De entrada, la franquicia supone un negocio de relativo éxito que busca expandirse y consolidarse en otras áreas geográficas. Sin embargo, no todas tienen el mismo impacto en sus respectivos mercados. Las denominadas «franquicias de impacto» son aquellas que mayor acogida y beneficio generan.

Si quieres conocer las herramientas de un buen estratega, descarga el ebook: Las herramientas secretas de los mejores consultores de estrategia corporativa

 

La consultora francesa ‘Franchise Direct’ elaboró recientemente una lista con las 100 franquicias de mayor impacto en el mundo. Los criterios para definir este listado fueron los mismos que desde el terreno organizacional se fijan para la consolidación de marcas que optan por este modelo de negocio. Repasemos algunos:

  • Tiempo y recursos invertidos:

Las franquicias de impacto destinan grandes recursos a sus planes de expansión y al mantenimiento de los negocios. También son conscientes de que ampliar la red de influencia requiere tiempo, flexibilidad y adaptación. Nada se ejecuta de la noche a la mañana, y menos un plan de franquicia.

  • Estrategias de expansión:

Las franquicias mejor posicionadas emplean estrategias eficaces, realistas y con un alto grado de adaptación a los entornos. Saben leer muy bien el mapa de las necesidades de los clientes y potenciales clientes de los mercados.

  • Estabilidad:

Son, por lo general, negocios estables, con alta rentabilidad y proyección. Los planes de expansión no suponen una dilatación de sus principios corporativos. Por el contrario, es una forma de reforzarlos.

  • Formación del franquiciado:

Una de las formas para garantizar el éxito del modelo es proporcionando toda la formación a quien asume la explotación de la marca. Las franquicias de éxito no escatiman recursos en el momento de orientar y transmitir las herramientas necesarias para la buena marcha de las franquicias.

  • Transmisión de valores:

Además, son enfáticas en el momento de fomentar los valores organizaciones en los franquiciados. Saben que es una manera de garantizar la unidad de criterios en temas como la atención a los clientes, los protocolos de actuación, la filosofía corporativa y la rendición de cuentas.

  • Respeto por los entornos:

Pero aunque la unificación de criterios sea una necesidad palpable, la franquicia de impacto no desvirtúa las singularidades de cada entorno geográfico. Es más, éstas representan una oportunidad para comprender mejor el negocio y ampliar su grado de influencia en estos sitios. Esto implica adaptación en aspectos como los precios, los horarios, los hábitos de consumo, entre otros.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario