Practica el liderazgo responsable

Ser un buen líder no es tarea fácil. Además de poseer una serie de capacidades y habilidades concretas para dirigir un equipo y alcanzar los objetivos de la empresa, también ha de practicar la responsabilidad social. El líder actual ha de ser un líder responsable. ¿Eres uno de ellos? Para comprobarlo, te explicamos en qué consiste este nuevo paradigma del liderazgo empresarial.

Si quieres saber cuales son los nuevos desafíos de mercados y como afrontarlos, descarga el ebook: Los 5 desafíos que no dejan dormir a los CEOs actuales

¿Por qué líderes responsables?

Ejercer el  liderazgo socialmente responsable quiere decir que todas las personas que asumen este rol actúan en todas las situaciones con decisión y acción, en beneficio de los integrantes de su equipo. Además, tienen voluntad de generar un cambio, de apoyar a sus trabajadores y de buscar soluciones para los problemas de forma transparente y justa.

Los líderes responsables tienen el compromiso de asumir, enfrentar y superar los retos que les presenta la gestión del día a día. Los líderes responsables han de seguir los principios que les permiten continuar con su rumbo en el camino, ignorando cualquier desviación o distracción y siempre considerando que el líder busca satisfacer metas comunes y no propias. Además, ha de participar en todas las actividades de la organización, incluso cuando ha de tomar decisiones precisas en situaciones de crisis.

Los líderes responsables siempre velan y protegen los intereses del grupo, de su equipo, ya que han depositado su confianza en ellos para que se puedan cumplir los objetivos de la organización.

 

 

Los rasgos de los líderes responsables

Toda organización necesita líderes responsables y proactivos que sepan actuar con determinación y que:

  • Resuelvan problemas.
  • Promuevan la convivencia y el respeto por la diversidad cultural.
  • Generen proyectos innovadores e integradores.
  • Miren hacia el futuro.
  • Sean fieles a sus valores y convicciones.

De hecho, los valores son uno de los puntos que diferencia a los buenos líderes de los que no lo son. Los expertos en liderazgo recuerdan que el líder que asume este rol y se pone al frente de un equipo se responsabiliza de mantenerlo centrado en las tareas, supervisarlo, definir objetivos, en mantener abiertos canales adecuados de comunicación, clarificar expectativas,  escuchar a las personas, alcanzar consensos o gestionar conflictos. Del mismo modo, debe ser un apoyo para otros líderes de la organización y, en conjunto, estar dispuesto a que su organización sepa devolver a la sociedad lo que esta le da.

Liderazgo responsable y Responsabilidad Social Empresarial

A pesar de todas las dificultades y contradicciones, el nuevo paradigma emergente es la competitividad sostenible y responsable. Las empresas deben ser competitivas, pero no a cualquier precio, ni de cualquier manera. Una de las maneras es avanzar en materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y crear valor compartido. Dicho en otras palabras, ser capaces de generar valor no solo para la organización, sino para el conjunto de sus grupos de interés o stakeholders.

Se trata, por tanto, de alinear personas, organización y entorno, partiendo de la base de que un proyecto solo será ganador si es capaz de generar y distribuir equitativamente el beneficio entre los tres eslabones de la cadena: persona, empresa y sociedad.

Los profesionales y el conjunto de la sociedad exigen, cada vez más, liderazgos responsables. Es decir, liderazgos basados en la ejemplaridad, el compromiso y la honestidad. Conviene recordar que el liderazgo no solo incluye al líder, sino también a los seguidores y al proyecto colectivo que se desea a llevar a cabo. En este sentido, hay que subrayar que la grandeza y la calidad ética del proyecto son también elementos fundamentales del liderazgo. Sin un liderazgo responsable, basado en la calidad humana, capaz de transformar la organización y promover un cambio de comportamientos y actitudes, no hay auténtica RSE.

 

Post relacionados:

 

Tags:

Añadir comentario