Por qué estudiar un MBA: razones personales y profesionales

Por-que-estudiar-un-MBA

Los MBA han pasado de ser una opción exclusiva de los altos ejecutivos a convertirse en un requisito indispensable para cualquier profesional que desee desenvolverse en el área empresarial, independientemente de su cargo, actividad o especialidad.

Inicialmente se concebía como una alternativa de prestigio formativo que garantizaba el crecimiento profesional. Es decir, nos matriculábamos en un programa de este tipo para escalar posiciones en el terreno laboral y potenciar nuestros perfiles hacia cargos directivos, ejecutivos o de renombre.

Con el tiempo, sin embargo, los MBA se popularizaron y dejaron de tener esa función. Se pasó de un enfoque genérico a múltiples especialidades que variaban según el nivel de estudios y la experiencia acumulada de los candidatos.

Además, algunas de las habilidades en las que décadas atrás se insistía dejaron de tener vigencia y el mercado del siglo XXI impuso nuevas exigencias para el área de la gestión y la administración. Ya no sólo era cuestión de llevar a cabo una alta gestión; había que adaptarse a la era digital.

 

Beneficios de estudiar un MBA

Hoy día está claro que hacer un MBA ya no sólo reporta beneficios profesionales, sino que al mismo tiempo es un excelente recurso para el crecimiento personal. Los enfoques formativos le dan mucha importancia al factor humano y a las habilidades sociales que van aparejadas a las labores de gestión tradicional.

¿Tienes dudas sobre si matricularte en un programa de este tipo? ¿Quieres mejorar tu perfil profesional pero no estás seguro de cómo hacerlo? Tranquilo: echa un vistazo a la siguiente lista de beneficios que te proponemos:

a) Beneficios profesionales:

Empecemos por los beneficios con los que hemos abierto este post: los que te ayudan a potenciar tu perfil y a lograr una mejor posición en el mercado laboral actual:

  • Mayor facilidad para encontrar empleo:

El MBA es un plus en el sector de los negocios. Y lo es mucho más cuando estás en proceso de encontrar empleo. Varios estudios en el sector afirman que las empresas prefieren contratar a profesionales con un MBA para sus cargos directivos o de alta gerencia. Sí, la experiencia también cuenta; sin embargo, en la actualidad son los estudios de formación complementaria los que tienen relación.

  •  Mejor cualificación:

Si hablamos de cualificación, hay dos motivos por los que un profesional toma la decisión de realizar un MBA: adquirir habilidades básicas de gestión y negocios y actualizar conceptos. La primera es sobre todo de aquellos que recién empiezan a abrirse campo en el área; la segunda, de profesionales con amplia experiencia. ¿En qué grupo estás tú? No importa: sea como sea, estarás mejor preparado.

  • Ampliación de tu red de contactos:

El área de los negocios no sólo depende de la formación, sino también de la red de contactos que hagas. ¿Qué lugar más idóneo para conocer nuevos profesionales con aptitudes e intereses comunes que un programa MBA?

  • Estabilidad laboral:

Si tus objetivos no son buscar nuevas opciones laborales sino consolidar la que ya tienes, el MBA te ayuda a hacerlo. Tu empresa valorará el esfuerzo que has hecho para complementar tu formación y ponerla a su servicio. De hecho, puede que te tengan en cuenta para procesos de promoción interna a medio o corto plazo.

  • Mayores ingresos y retribución:

Los ascensos, los nuevos cargos o los empleos que encuentres tras realizar un MBA van acompañados, por lo general, de una mejor retribución. Según un estudio del Financial Times elaborado en 2014, los profesionales mejoran su sueldo hasta en un 125% a los 3 años de haberse graduado. ¿Te parece una motivación suficiente?

 

b) Beneficios personales:

Pero como todo en la vida no es trabajo ni cualificación, el MBA también te aporta otro tipo de beneficios en el terreno individual. ¿Cuáles son?

  • Desarrollo del emprendimiento:

¿Has oído hablar del emprendimiento? Si no es así, debes saber que es una de las principales habilidades que se les exige a los profesionales de los negocios en el siglo XXI. ¿Por qué? Sencillo: porque los modelos de empresa se han modificado de tal manera que encontrar trabajo ya no es la única vía de desempeño laboral. Ahora son muchos los profesionales que echan a andar sus propios proyectos, los cuales no tienen por qué ser grandes ni masivos. Basta con que sean eficaces y viables.

  • Visión holística del área de los negocios:

Es un error bastante común pensar que el área de los negocios sólo tiene que ver con el dinero y las inversiones. ¡No! Desenvolverte en  ella es mucho más que eso: la capacidad de gestión de recursos, el manejo de equipos de trabajo, la comunicación, las estrategias de motivación, los tipos de negociación, entre otros. Esta concepción integral es una de las cosas que se adquiere realizando un MBA.

  • Flexibilidad y cambio continuo:

El área de los negocios ya no es la misma que hace un par de décadas. Hoy día todo es más ágil, dinámico y flexible. Los altos ejecutivos y gerentes deben adaptarse a esta circunstancia y aprender que sólo con el cambio continuo es posible triunfar en el mercado del siglo XXI. Estas dos cualidades, flexibilidad y cambio continuo, son recurrentes en los programas de MBA.

  • Dotes de liderazgo:

Hemos mencionado el emprendimiento como una de las habilidades clave para el éxito en el mundo de los negocios. Sin embargo, esto no es posible si antes no se ha desarrollado una capacidad de liderazgo proporcional. Los MBA son, en muchos casos, espacios propicios para entrenarse en los diversos tipos de liderazgo y en la dirección de equipos y proyectos. En resumen, el MBA te ayuda a ser líder.

  • Recuperación de la inversión inicial:

Una de las principales preocupaciones de los candidatos es recuperar la inversión realizada en la matrícula del MBA. Pues bien, una vez te hayas graduado verás que todo es más sencillo: tus posibilidades de encontrar un nuevo trabajo aumentarán, así como el interés sobre tu perfil. En breve lo habrás conseguido.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Herramientas de management

Tags:

Añadir comentario