Política fiscal y monetaria: significado e impacto

El negocio global debe permanecer actualizado con respecto a los cambios en la legislación. Una nueva política fiscal y monetaria en alguna de las naciones donde opera pueden traerle beneficios o hacerle pasar por un periodo de dificultades.

 

¿Qué significa una nueva política fiscal y monetaria?

La introducción de cambios en la política fiscal y monetaria no siempre llega a la vez, por eso es importante conocer los efectos de cada tipo de actualización para el negocio:

  • Políticas fiscales. En relación con los programas de gasto e impuestos, este tipo de políticas buscan estimular la economía en su conjunto o centrándose en algún segmento en particular. En ambos casos pueden afectar sector empresarial a través de cambios en la legislación. La actualización de determinadas tasas impositivas o la aprobación de determinadas bonificaciones dirigidas a cierto tipo de empresas, clasificadas en función de su tamaño, antigüedad o industria, por ejemplo; causará un impacto. Si es positivo, eso redundará en un más rápido crecimiento del negocio o su consolidación; mientras que cuando se trate de un aumento de la exigencia de las políticas fiscales obligará a tomar decisiones y medidas internas que permitan a la empresa superar las dificultades impuestas.

 

TEXT - TOFU - Conceptos Finanzas

 

  • Políticas monetarias. Tomando en consideración las tasas de interés, esta clase de políticas se ocupan de establecer la tasa y el crecimiento de la oferta monetaria. Acciones como la modificación de las tasas de interés, la compra y venta de valores gubernamentales o la modificación del monto de la reserva pueden ser puestas en marcha. En ocasiones, como resultado se fomentará el empleo y se incentivará el consumo; es lo que sucede cuando se aplican políticas expansivas. Otras veces el objetivo será frenar la inflación y, para ello, se recurrirá a la aprobación de políticas restrictivas.

 

Impacto de la política fiscal y monetaria

Si bien la aprobación de una política fiscal y monetaria puede solucionar una situación de crisis, o al menos mejorarla; o conseguir impulsar el bienestar de una nación; muchas veces el precio que hay que pagar por el cambio lo terminan asumiendo las empresas.

La política fiscal y monetaria afecta al negocio de maneras muy distintas, como las siguientes:

  • Planteando requisitos tan exigentes que pueden obstaculizar las operaciones comerciales.
  • Aumentando las latencias al provocar retrasos de tiempo en las operaciones.
  • Dificultando a la empresa alinearse con los requisitos de cumplimiento.

 

En el caso del negocio global los problemas aumentan de complejidad, ya que pueden agravarse por la falta de actualización, si no se actúa con premura para garantizar la alineación con las nuevas exigencias o si no se interpretan adecuadamente los nuevos preceptos reglamentarios que impone la política fiscal y monetaria.

Cuando esto sucede, conviene aprovechar todos los recursos a disposición de las empresas que operan en el exterior de la nación. Desde el apoyo de instituciones que facilitan el inicio del negocio y su gestión, a las garantías de préstamos para ayudar en el crecimiento del proyecto o la asistencia en destino que algunos organismos oficiales ofrecen a los emprendedores que forman parte de su red existen distintas posibilidades. ¿Conoces los servicios del ICEX? ¿Ya sabes cómo puede afectar a tu empresa una actualización en la política fiscal y monetaria?

 

Créditos fotográficos: scyther5

 

POST - TOFU - Conceptos Finanzas


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario