Pistas para saber si han pirateado tu cuenta bancaria

Las noticias son continuas sobre este tema y la última ha afectado a un gigante de internet como eBay, con más de 128 millones de usuarios en todo el mundo. En efecto, la empresa estadounidense de subastas por internet ha informado que su base de datos -que contenía contraseñas encriptadas y otros datos no financieros- fue pirateada entre finales de febrero y principios de marzo, por lo que urgió a sus usuarios a cambiar sus contraseñas.

Así que, a medida que los usuarios compramos cada vez más online y utilizamos la banca a distancia, aumenta el riesgo de convertirnos en víctimas de una ciberestafa si no tomamos las medidas de seguridad adecuadas.

Por todo esto, es conveniente estar alerta y vigilar las cuentas donde realizamos transacciones económicas por internet: eBay, PayPal, Amazon, Privalia, Google Chekout o nuestras propias cuentas bancarias para poder detectar la actividad sospechosa de inmediato.

Una de las técnicas de pirateo más empleadas es la del phishing, una modalidad de fraude informático que consiste en utilizar falsos mensajes de correo electrónico, SMS o llamadas que suplantan la identidad de una entidad financiera o compañía de comercio electrónico. Estos mensajes redirigen a páginas o aplicaciones fraudulentas que simulan ser auténticas para conseguir información confidencial, códigos de acceso, etc.


TEXT - BOFU - Executive MBA

 

En efecto, ya hace meses que los bancos informan a sus clientes que extremen sus precauciones al acceder a sus cuentas online. Las precauciones son sencillas y nos ayudarán a evitar muchos disgustos:

  •  No facilitar ningún dato de las tarjetas de crédito fuera de las páginas seguras (https): pin, CVV, fecha de caducidad…
  • No atender ninguna petición de claves de acceso que llegue por correo electrónico, por principios de seguridad los bancos nunca solicitan esta información por canales electrónicos.
  • No descargar ningún programa de seguridad  que aparentemente envíe la entidad financiera.
  • En caso de recibir cualquier mensaje, SMS o llamada sospechosos, consultar siempre antes con el banco.

El problema es que muchas veces el usuario no percibe que está siendo víctima de un fraude informático. Por eso, es importante saber los signos que indican que los hackers pueden haber accedido a nuestra cuenta de banca online:

1. Controlar los movimientos no autorizados

La primera señal sospechosa es observar movimientos que, aunque sea de cantidades pequeñas, no tengas controlados. Por esto, se recomienda revisar periódicamente tus movimientos bancarios para detectar aquellos que no hayas autorizado.

2. Notificaciones de cambios desconocidos

Si recibes un correo electrónico confirmando que los detalles de la cuenta han cambiado y, en realidad, no lo ha hecho, es muy posible que tu cuenta esté comprometida. Atentos, pues, a las notificaciones inesperadas.

3. Falsas llamadas telefónicas

Si alguien llama desde un número desconocido o un número invisible y dice ser el proveedor bancario, no des ningún dato por teléfono: los bancos nunca te llamarán para pedírtelos. Cuelga y contacta inmediatamente con la entidad bancaria que dice haberte llamando

4. Emails y SMS sospechosos sin una identificación clara

Los correos electrónicos de los bancos son fácilmente identificables, ya que incluyen en la cabecera el nombre y apellidos del cliente, así como las últimas cifras de tu documento de identidad. Si recibes alguno de un emisor extraño, es mejor no responder, borrar el email y consultar con el banco.

Sucede lo mismo con los mensajes de texto. Si de repente comienzas a recibir SMS desde un número de teléfono móvil desconocido, conviene estar alerta. Recuerda que las entidades bancarias no solicitan sus claves por correo electrónico o SMS.

5. Verifica la autenticidad de la página de tu banco

Al entrar en la web de cualquier entidad bancaria se debe verificar que en el explorador aparezca la dirección normal del banco. Las páginas en las que se pide usuario y contraseña deben ser seguras y empezar siempre por https (en la barra del URL del navegador). Indica que es la página oficial en la que el intercambio de información es seguro y confidencial.

Vigila la url de la página web, si está falsificada cambia de la correcta, aunque se pueden parecer mucho, para disimular. Por ejemplo, la url http://www.bancopalma.com puede falsificarse con http://www.bancopaIma.com. ¿Pero no es la misma? No, aunque la diferencia es inapreciable: la “l” (ele) minúscula de la primera url se ha sustituido por una “i” mayúscula en la segunda. Ingenioso, ¿verdad?

Pero los hackers más avanzados también pueden falsificar la url con una técnica llamada “man in the browser”, un troyano que instala malware invisible en el equipo y modifica las páginas web legítimas para que el cibercriminal tome el control de la actividad de banca online. En estos casos, la protección más segura es contar con un buen antivirus con las funciones de seguridad de banca online activas.

¿Has tenido problemas de seguridad en tu ordenador? ¿Tienes instalado un antivirus?

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Habilidades Manager (Duplicado)

Tags: ,

Añadir comentario