Ley ARCO: conoce sus derechos

La Ley ARCO regula los derechos al Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición. En realidad, más que ser una ley en sí misma, ARCO es una clasificación de derechos, que se regulan en la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), concretamente, en su Título III.

 

¿Qué son los derechos ARCO?

La LOPD reconoce en su articulado los derechos de las personas individuales, titulares de datos, a poder:

  1. Acceder a su información. Es el derecho de acceso, que reconoce a las personas el derecho a conocer el uso y tratamiento que se da a sus datos por parte de un tercero, un conocimiento que deben poder adquirir en cualquier momento.
  2. Pedir que se modifique la información que un tercero almacena sobre ellas. En eso consiste el derecho de rectificación. Ejerciéndolo, cualquier persona podrá solicitar que datos que carezcan de completitud o sean, directamente, incorrectos, sean rectificados.
  3. Excluir información. Con el derecho de cancelación se asegura que las personas puedan conseguir que se excluyan todos los datos que se almacenen sobre ellas y que consideren que no deberían guardarse.
  4. Oponerse a que se recojan, procesen, traten o usen de cualquier forma sus datos personales. Gracias a derecho de oposición, las personas pueden elegir que su información no sea utilizada ni manipulada por terceros, un derecho que hay que respetar escrupulosamente y que adquiere gran importancia en la era digital.

 

¿Cómo se amplían los derechos de la Ley ARCO?

Las actualizaciones legislativas buscan siempre adecuar lo dispuesto en las normas a la realidad y las necesidades de la ciudadanía, para garantizar la seguridad jurídica de la mejor manera posible. En este sentido, la Ley ARCO también se ha optimizado gracias a la incorporación de dos nuevos derechos que son, en realidad, una versión más completa y mejor desarrollada del derecho de acceso y el derecho de cancelación.

 

TEXT - TOFU - Transformación Digital

 

Si estos dos formaban la mitad de los cuatro derechos reconocidos en la Ley ARCO, ahora la protección se completa con estos:

  • Derecho a la portabilidad de datos. Es el derecho a transferir datos personales de una organización (controlador) a otra organización o al sujeto de los datos. Tiene como objetivo garantizar que el control de los datos personales se entregue al sujeto de los datos con un deber de responsabilidad para el controlador con respecto a los principios del procesamiento de datos personales y normas más estrictas con respecto a algunas de las bases legales para el procesamiento legal. Gracias a este derecho, el individuo que así lo desee tiene derecho a obtener sus datos personales de una organización de forma accesible y legible o a pedirle a una organización que transfiera sus datos a otra organización.
  • Derecho a ser olvidado. Este derecho hace posible que los individuos soliciten a terceros que borren sus datos personales cursando una solicitud verbalmente o por escrito. No obstante, este derecho no es absoluto y solo se aplica en ciertas circunstancias, como cuando los datos personales ya no son necesarios para los fines para los que los recopilaron o procesaron originalmente o no existe un interés legítimo superior para continuar con el procesamiento de dicha información.

 

La ley ARCO refleja la protección mejorada de la información que se está consiguiendo en nuestra era y que no deja de evolucionar, para dar mayor y mejor cobertura a los ciudadanos y evitarles cualquier vulneración de sus derechos que pudiera producirse, dentro o fuera del entorno digital.

 

Créditos fotográficos: Stas_V

 

POST - TOFU - Transformación Digital


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario