Si te dijeran que mañana mismo tienes una cita con el director de Recursos Humanos de una empresa en la que siempre has soñado trabajar, ¿cuáles serían las preguntas de entrevista que prepararías? ¿A qué aspectos darías prioridad?

 

Preguntas de entrevista que no puedes obviar

Cuando nos informan de que hemos sido preseleccionados para un puesto de trabajo, siendo la entrevista el siguiente paso, lo primero que solemos hacer es preparar bien lo que diremos para dejar una buena imagen y tener más opciones de que nos contraten.

En ese proceso previo, una de las cosas en las que más insistimos es en las preguntas que, intuimos, nos harán en la entrevista.

 

TEXT - TOFU - Nuevos Retos RRHH

 

Sin embargo, debes tener claro que cada caso es distinto y que la situación variará en función de elementos como el entrevistador, el tipo de empresa, la naturaleza del test, la información que tu interlocutor quiera obtener y el clima creado durante la situación.

Como mucho, lo que puedes hacer es guiarte por las preguntas de entrevista más frecuentes e intentar responderlas pensando en la situación que te espera. ¿Cuáles son esas preguntas que, independiente del caso, no puedes obviar?

  • ¿Cuál es tu principal fortaleza y tu principal defecto?

El entrevistador quiere hacer una valoración de cómo te ves a ti mismo y de cuál es tu grado de autocrítica y tu nivel de autoestima. Lo idóneo es hablar de una virtud relacionada con el trabajo; en el caso del defecto, se recomienda huir de tópicos.

  • ¿Podrías hablar un poco más de ti?

Suele ser una pregunta retórica. Antes que obtener información, tu interlocutor quiere examinar elementos como tus formas de expresión, tu discurso, tu lenguaje, tu manera de ver la realidad, entre otros factores.

  • De todos los trabajos te has tenido, ¿cuál ha sido el mejor?

Aquí el entrevistador ya empieza a examinar tus puntos fuertes. Quiere saber si tu perfil es el que busca la empresa y comprobar que eres una persona de experiencia.

  • ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

En esta pregunta lo mejor es ser honesto y claro. Explica brevemente los motivos que te han llevado hasta allí y añade, aunque sin extenderte, por qué esa empresa en particular te ha llamado la atención como alternativa profesional.

  • ¿Cómo y dónde te ves en los próximos 5 años?

Lo que se busca con esta pregunta es valorar las expectativas que tienes en relación a tu carrera. Es típica de casos en los que las empresas buscan personas para largos períodos o trabajadores con visión y proyección.

  • ¿Por qué deberíamos contratarte?

Ante esta pregunta debes establecer un vínculo directo entre tus competencias más destacadas y la oportunidad que supone hacer carrera en dicha empresa. Insiste en que es el escenario perfecto para potenciar todo lo que sabes.

  • ¿Cuáles son tus expectativas salariales?

Claro, no podemos dejar fuera de esta lista una de las preguntas de entrevista más frecuentes: el salario que queremos. Las dos opciones más recomendadas son: dar un rango salarial acorde con las responsabilidades que asumirías y tu formación, o simplemente repreguntar a tu interlocutor por las posibilidades de la empresa en este sentido. Gestionadas de forma eficaz, ambas respuestas suelen ser una buena salida a la situación y una puerta abierta a la negociación.

 

Recuerda: preguntas de entrevistas hay muchas, sobre todo si tienes en cuenta que cada caso es distinto, pero siempre alguna de las denominadas clásicas. Y tú, ¿qué responderías ante cada una de las que te hemos presentado?

 

POST - TOFU - Nuevos Retos RRHH