Economía colaborativa: pilares y ejemplos

economia colaborativa

Lo primero que se debe decir es que la economía colaborativa es un modelo cooperativo, disruptivo y sostenible. Ahora bien, vayamos por partes.

  • Es un modelo cooperativo porque se basa en la colaboración mutua: tú tienes algo que yo necesito y viceversa. Las plataformas tecnológicas nos permiten encontrarnos y ambos salimos beneficiados.
  • El modelo de la economía colaborativa también es disruptivo. Esto quiere decir que rompe esquemas, cambia las estructuras y plantea nuevas perspectivas. Tan cierta es esta afirmación, que varios expertos han dicho que este modelo está cambiando la manera de entender la propiedad y el consumo. No es una moda, sino una nueva manera de ubicarte frente al mundo.
  • También se trata de un modelo sostenible. Esto significa que la economía colaborativa contribuye al consumo razonable y hace más accesibles los bienes y servicios a todos. Hay menor desperdicio y esto se traduce en un comportamiento más responsable con el medio ambiente. Las cosas ya no se tiran, ni se dejan durmiendo el sueño de los justos en algún cuarto olvidado. Ahora los bienes se prestan, se alquilan, se comparten o se rotan vendiéndolos.

Los pilares de la economía colaborativa

Ya sabemos que la economía colaborativa se refleja en diferentes principios y patrones, que vienen a ser los pilares de esta nueva manera de entender el mundo. Los más importantes son:

  • En la economía colaborativa lo fundamental ya no es poseer los bienes, sino tener acceso a ellos para atender una necesidad específica y temporal. Para disfrutar de algo no tienes que comprarlo: puedes rentarlo, alquilarlo, compartirlo o intercambiarlo.

  • La comunidad es un factor crucial. Con la economía colaborativa se trasciende el individualismo, que solamente funciona para quienes tienen recursos de sobra. El formar parte de una comunidad y hacer circular los bienes y servicios a través de ella, se ha convertido en una manera inteligente de potencializar los recursos con los que cada uno cuenta.

  • El prestigio vale más que el dinero. La economía colaborativa funciona gracias a la meritocracia. Cada miembro de la comunidad obtiene una calificación de los otros usuarios. De esa calificación depende que los demás hagan o no transacciones con él.

  • La tecnología aproxima y permite romper barreras. Las plataformas tecnológicas son el corazón mismo de la economía colaborativa. A través de ellas se pueden realizar compras, ventas, rentas o intercambios de bienes y servicios a cualquier hora y desde cualquier lugar del planeta.

  • La economía colaborativa es aplicable a cualquier rama. Se trata de un esquema universal, que cada vez cobija a más renglones de la actividad económica. Sus usos van desde la finca raíz, hasta las monedas virtuales.

Casos exitosos de economía colaborativa

La economía colaborativa ha dado lugar a la creación de compañías que han alcanzado éxito mundial. Son pocas las áreas en las que no han surgido emprendimientos que adoptan este modelo. Las ofertas se pueden agrupar en cuatro grandes campos: conocimiento abierto, consumo colaborativo, finanzas compartidas y producción colaborativa.

En cada uno de esos campos hay empresas que vienen destacándose cada vez más. Veamoscuáles son algunas de ellas:

  • Conocimiento abierto. Sobresalen plataformas como “Coursera”, en donde se ofrecen cursos gratuitos para usuarios de todo el mundo, en diferentes idiomas y con diferentes niveles de complejidad. Estos cursos son una forma tanto de compartir el conocimiento, como de promover a las instituciones que los imparten.

  • Consumo colaborativo. La empresa más conocida en este ámbito es Uber, que permite a sus usuarios compartir el automóvil. El propietario ofrece su auto y el servicio de conducción. El usuario recibe el servicio de transporte, en diferentes modalidades y a costos muchas veces más bajos que los de un taxi corriente.

  • Finanzas compartidas. Dentro de este rango hay ofertas como la de Wesura, que trabaja la línea de seguros colaborativos. Ofrecen un aseguramiento colectivo para bienes como celulares , bicicletas , computadoras (de escritorio y portátiles) y cámaras fotográficas. El costo es menor y los usuarios pueden obtener la devolución de parte de su inversión, si no hacen reclamaciones durante el año de vigencia de la póliza.

  • Producción colaborativa. En esta área se ubican las empresas que ofrecen trabajadores freelance en línea. Algunas de las más destacadas son Nubelo de España y Workana de Argentina. Allí se ofertan y se obtienen servicios profesionales, técnicos y operativos en cualquier área de la actividad laboral.

Todas estas empresas son grandes ejemplos de compañías que han hecho de la economía colaborativa un modelo exitoso. Son también la prueba viva de que esta nueva manera de adquirir, alquilar o intercambiar productos y servicios no es una moda pasajera, sino una verdadera revolución que llegó para quedarse.

 

Añadir comentario