Equivocarse es de sabios

Has estado durante días meditando si deberías irte o continuar en tu empresa. Tomaste una decisión. Es hora de cambiar de trabajo. Aceptas una oferta laboral y esperas con ello que tu vida cambie para mejor. Y cuando te instalas en tu nuevo puesto te das cuenta de que te has equivocado. ¿Cómo es posible?

No se puede tener todo controlado. Has reflexionado por qué te quieres marchar, has  evaluado los riesgos que corres, has analizado todos los factores, has investigado a la nueva empresa. Estabas convencido de que era la oportunidad que estabas buscando, una opción que no podías dejar escapar. Pero al ocupar tu puesto puede que no te encuentres a gusto, que no encajes en la filosofía de la compañía, que tus condiciones no sean las pactadas en un principio o que eches de menos a tus compañeros, a tu equipo. Existen multitud de razones por las que podrías no adaptarte a tu nuevo puesto como esperabas.

También puede suceder que estés contento con la nueva oportunidad y que sea la empresa la que  no está segura de que seas el candidato idóneo para esa vacante.

En cualquier caso, no te desesperes. Si crees que te has precipitado al cambiar de compañía, si te arrepientes de la decisión tomada, no te castigues. Recuerda que equivocarse es de sabios. Te has arriesgado. Has superado tus dudas, tus miedos, tus inseguridades. Míralo por el lado positivo y busca una nueva solución.

De nada sirve que te estanques y te compadezcas de tu situación. Habrás perdido cosas por el camino pero sigues teniendo un futuro por delante. Piensa en todo lo que has aprendido durante este periodo de búsqueda. Céntrate en tus logros, en lo que has conseguido. Piensa, si te han seleccionado para este puesto ¿por qué no te pueden seleccionar para otro?

En caso de que no te encuentres bien en tu nueva empresa, has de volver a replantear tu estrategia para cambiar de empleo. Averigua en qué has podido equivocarte, para no cometer el mismo error. Piensa en todas tus opciones. Puede que sólo necesites tiempo para adaptarte a tu nuevo puesto. Decide si vas a permanecer en el nuevo trabajo hasta que encuentres otro o si prefieres arriesgarte e irte.

TEXT - TOFU - Cambiar de trabajo

¿Te has planteado la opción de volver a tu antiguo puesto?

No sabes lo que tienes hasta que no lo pierdes. Y este puede ser tu caso. Quizás no hayas valorado adecuadamente lo que tenías. Muchas veces, al permanecer durante años en la misma empresa, no se tiene una visión clara del puesto o de la compañía. Lo que para otros son ventajas o beneficios, para ti es lo normal, y cuando algo pasa a ser normal se deja de valorar.

Son muchas las personas que, tras un periodo fuera de su empresa, terminan volviendo por razones diversas. En ocasiones eres tú el que vuelve a la empresa. Otras veces la empresa reconoce que cometió un error dejándote marchar y te ofrece unas condiciones mejores.

Si te has despedido amistosamente de tu anterior empresa, puede que aún tengas la puerta abierta para volver. Si seguiste todos los procedimientos, avisaste con tiempo a tu superiores, cerraste todos los proyectos que tenías a tu cargo y ayudaste en la formación de tu sustituto. Si no has ido criticando a tus jefes, tu trabajo o a tus compañeros, la empresa no dudará en ofrecerte otra oportunidad ¿por qué no hacerlo? Piensa que presentas una serie de ventajas sobre el resto de candidatos. Has demostrado tu profesionalidad incluso en las situaciones más difíciles. Ya conoces la empresa y su funcionamiento , por lo que la empresa no tendrá que invertir tiempo y esfuerzo en formación.

Volver a tu antiguo puesto no será fácil. Piensa que tendrás que comenzar de cero. Aunque tus jefes te conozcan, sepan como trabajas, tendrás que demostrar que eres el de siempre y que vas a darlo todo. Por otro lado, algunos compañeros pueden estar molestos con tu reincorporación. Deberás volver a ganarte la confianza de cada uno de ellos. A pesar de ello, si vuelves a tu antiguo empleo, valora la oportunidad que te han ofrecido.

 

Fuente imagen: Flickr/Bark




POST - TOFU - Cambiar de trabajo



Tags:

Añadir comentario