¿Cuáles son las características de una franquicia rentable?

A raíz de la crisis económica, el modelo de negocio de las franquicias ha ido en aumento tanto en España como en el resto del mundo. La idea ha seducido a un buen número de emprendedores que soñaban con administrar su propia empresa.

El sistema es relativamente sencillo: el dueño de una idea de negocio (franquiciador) transfiere a otra persona (el franquiciado) los derechos parciales de la marca para que éste, a su vez, los administre bajo una serie de condiciones como un negocio propio. Es decir, se traspasan la marca y las políticas institucionales, más no la gestión misma, que sigue en manos de quien ha adquirido los derechos de la marca.

La buena acogida de esta modalidad ha traído como resultado un ‘boom’ de franquicias en España, sobre todo en el sector de la alimentación, donde proliferan las marcas que ofrecen productos a precios bajos.

Si quieres conocer las herramientas de un buen estratega, descarga el ebook: Las herramientas secretas de los mejores consultores de estrategia corporativa

 

Franquicias rentables. ¿Qué son y cómo operan?

Si al concepto franquicia le agregamos el término «rentable», nos referimos a aquellas empresas gestionadas bajo este modelo que representan una opción real de negocios. O, incluso, aquellas que han abierto por sí mismas nuevas opciones y necesidades para los consumidores en el mercado en el que operan.

Para ahondar aún más en el concepto, hagamos un repaso por las características que mejor definen a este tipo de franquicias:

  • Reporta beneficios:

Como es obvio, las franquicias rentables son aquellas que reportan un alto número de beneficios a los franquiciados o dueños de la marca. Pero no sólo eso. También es necesario que esos beneficios se materialicen de forma rápida y que sirvan para recuperar la inversión inicial en la mayor brevedad.

  • Fácil de implementar:

Otra característica es la facilidad de su puesta en marcha. Los plazos fijados por el franquiciador y el franquiciado deben ser viables y sin dilaciones en el tiempo. En un sistema de franquicias importa mucho la celeridad con que se llevan a cabo los planes de negocio, pues la visibilidad es un elemento fundamental para quienes ostentan los derechos de la ideas de negocio. Entre más cobertura tenga una marca, mayores serán sus posibilidades de posicionamiento y expansión.

  • Prestigio de la marca:

Más importante aún es el prestigio de la marca. Cuando gestionamos un local que cuenta con el respaldo de un grupo o conglomerado bien posicionado y apreciado entre los consumidores, hemos ganado mucho terreno. De la gestión que hagamos dependerá el éxito o el fracaso de nuestro local.

  • Reglas definidas:

Sí, es un sistema aparentemente sencillo, pero eso no quiere decir que esté exento de desacuerdos o conflictos. Para evitar esto, el contrato entre el franquiciador y el franquiciado debe explicar detalladamente todo lo relacionado con la gestión de la marca y los derechos y deberes que le corresponden a cada uno.

  • Exclusividad geográfica:

Cada nueva extensión de la marca debe tener exclusividad en la que zona en la que opera. Si no es así, difícilmente el franquiciado va a obtener beneficios reales con la gestión de su negocio. Es decir, si otro franquiciado ingresa en un área geográfica en la que ya operen otros locales de la misma marca, no se trataría de beneficios; sería un escenario de repartición de dividendos. Las franquicias rentables otorgan este derecho a los franquiciados.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario