El organigrama vertical de una empresa es una estructura bastante extendida en diversos sectores del comercio y la industria. Todos tenemos una idea aproximada de lo que supone este modelo de organización, aunque quizá no hayamos reparado nunca en las razones de dicha preferencia. Hoy nos ocuparemos de ello.

 

¿Con qué objetivos se aplica el organigrama vertical en una empresa?

Al igual que otros modelos de organización corporativa (tabulares, circulares, mixtos u horizontales), el organigrama vertical en una empresa busca el mantenimiento de la estructura de la misma situando a cada uno de sus integrantes en la posición que le corresponde según una serie de criterios previos.

 

TEXT - TOFU - Aumento de sueldo

 

Por esto mismo, nos ayuda a visualizar los diferentes niveles jerárquicos que existen al interior de la compañía, el total de miembros que la componen, los cargos de mayor responsabilidad y, claro está, los protocolos de actuación y desempeño.

El organigrama vertical en una empresa permite que las líneas de gestión y de mando se expresen de forma clara y que los responsables de la gerencia y dirección tengan una visión estratégica y conjunta de los procesos.

 

Organigrama vertical, ¿cuándo es recomendable aplicarlo?

Existen varias razones por las que el organigrama vertical es uno de los modelos más recurrentes en la práctica empresarial. Veamos en qué casos se recomienda:

  • Cuando las empresas son demasiado grandes y es preciso que la gestión tenga claras cuáles son las líneas de mando y qué lugar ocupa cada integrante. De esta manera se logra un mayor control, sobre todo en organizaciones que por su tamaño son casi que universos en sí mismas.
  • Cuando es necesario focalizar las acciones en departamentos, secciones, áreas o grupo de trabajo, que no necesariamente tienen que ser numerosos. En este caso, la justificación del modelo se sustenta en una oportuna repartición de funciones y en una especialización de las tareas.
  • Cuando las empresas están regidas por un modelo basado en resultados, generalmente a corto o medio plazo, mas no por la interacción y la participación de sus integrantes. Es decir, en este tipo de organizaciones es importante que se note la cadena de mando y la autoridad de los líderes de los equipos de trabajo.
  • Cuando la empresa apela constantemente al ascenso de posiciones como principal motivación. Los trabajadores se esfuerzan por escalar los peldaños de la pirámide organizacional para adquirir cargos de mayor responsabilidad y, por ende, mejore remunerados.

 

Organigrama vertical vs. organigrama horizontal

Pese a la efectividad que supone un organigrama vertical en una empresa en los casos mencionados en el apartado anterior, en los últimos años no pocas empresas se han mudado hacia modelos horizontales de mando. ¿Cuál es la razón?

Sencillo: los cambios culturales y sociales del siglo XXI, los cuales se reflejan también en los modelos empresariales. Ante la agilidad de los procesos y la alta capacidad de respuesta que se exige a los directores de negocios, han desaparecido progresivamente tanto las áreas plenamente especializadas como los niveles jerárquicos muy notorios.

De hecho, hoy día parece imponerse una cierta tendencia en muchos sectores de la industria y el comercio: cuanto menos evidentes resulten las jerarquías y la autoridad, mejores resultados y beneficios se obtienen.

 

POST - TOFU - Aumento de Sueldo