Ccómo calcular el flujo de caja y por qué hacerlo

Uno de los componentes más importantes de cualquier estado de flujo de efectivo es el flujo de efectivo de actividades operativas. Se trata de un pilar importante de los estados de flujo de efectivo y, por eso, los empresarios deben tener claro cómo calcular el flujo de caja.

También los inversores pueden encontrar muchos detalles relevantes, cuyo análisis ayudará a tomar decisiones informadas que hagan crecer el capital.

 

¿Qué es el flujo de caja operativo?

El flujo de efectivo operativo o flujo de caja es la cantidad de efectivo generado por las actividades operativas regulares de un negocio en un período de tiempo específico.

El flujo de caja operativo comienza con el ingreso neto (que se encuentra en la parte inferior de la cuenta de resultados), vuelve a agregar las partidas no monetarias y se ajusta a los cambios en el capital de trabajo neto para llegar al efectivo total generado o consumido en el período.

 

TEXT - TOFU - Conceptos Finanzas

 

Al realizar un análisis financiero, el flujo de efectivo operativo debe usarse junto con el ingreso neto, el flujo de efectivo libre y otras métricas que ayudarán a evaluar adecuadamente el desempeño de una empresa.

 

¿Para qué sirve saber cómo calcular el flujo de caja?

El flujo de efectivo de las operaciones trata de analizar las entradas y salidas de efectivo causadas por las operaciones de negocio más importantes y, a su vez, el efectivo generado por los productos y servicios de la empresa.

El componente principal que se refleja en esta parte del estado muestra los cambios realizados en el segmento de efectivo, cuentas por cobrar, inventario, depreciación y cuentas por pagar. A la vista de estos datos es posible ganar en comprensión acerca de la viabilidad de los negocios realizados por la empresa.

A largo plazo, cuando la empresa tiene que permanecer solvente a nivel neto, quienes saben cómo calcular el flujo de caja tienen claro que las operaciones deben generar entradas de efectivo positivas.

 

¿Cómo calcular el flujo de caja?

Para calcular el flujo de caja se puede recurrir a dos métodos distintos, el directo o el indirecto. El cálculo del flujo de efectivo de las operaciones utilizando el método directo incluye la determinación de todos los tipos de transacciones en efectivo, incluidos recibos de efectivo, pagos en efectivo, gastos en efectivo, intereses en efectivo e impuestos. Se llevaría a cabo de la siguiente forma:

Flujo de efectivo de la fórmula de operaciones (método directo) = Recibos de efectivo – Pagos en efectivo – Gastos en efectivo – Intereses en efectivo – Impuestos en efectivo

Otra forma de plantear este cálculo sería recurriendo al método indirecto. Quienes quieran saber cómo calcular el flujo de caja por este método deberán comenzar con el ingreso neto y ajustarlo según los cambios en el balance general. La fórmula a aplicar es la siguiente:

Flujo de efectivo de la fórmula de operaciones (método indirecto) = Ingreso neto + Ganancias y pérdidas por financiamiento e inversiones + Cargos no monetarios + cambios en las cuentas de operación

El flujo de caja siempre se compara con el ingreso neto de la compañía. Si el flujo de efectivo de las actividades operativas es consistentemente más alto que el ingreso neto, se puede asumir con seguridad que las ganancias de la compañía son de alta calidad. En el caso contrario, tendríamos una situación inestable.

Saber cómo calcular el flujo de caja es contar con un gran indicador de las operaciones principales de la compañía. Si la empresa no está generando dinero a partir de ellas, seguramente dejará de existir en unos pocos años.

Créditos fotográficos: danielsbfoto

POST - TOFU - Conceptos Finanzas


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario