5 claves para superar la inseguridad personal en el trabajo

inseguridad personal

Una de las características de los nuevos modelos de Recursos Humanos en la empresa es que entienden la importancia del factor personal en los índices de productividad, rendimiento y desempeño. Lo uno no puede ir sin lo otro, y por ello hacen lo posible por atender las necesidades de los trabajadores.

Sin embargo, la inseguridad personal continúa siendo uno de los factores que más incide en el bajo rendimiento laboral.

Carecer de confianza en nuestras capacidades como trabajadores es un claro obstáculo cuando se trata de desarrollar proyectos, generar nuevas ideas, tener un alto grado de autonomía y, por supuesto, desarrollar las funciones delegadas.

La inseguridad personal es un factor que va mucho más allá del nivel formativo de cada trabajador. Podemos tener todos los títulos y certificados correspondientes al área en el que nos desempeñamos, pero nada de ello servirá realmente si antes no hemos desarrollado el nivel de confianza necesario.

 

¿Cómo se expresa la inseguridad personal en el trabajo?

La inseguridad personal que experimentamos en el campo laboral es un elemento hasta cierto punto normal. Todos hemos pasado por ello alguna vez, sobre todo ante situaciones nuevas, cambios, rupturas o contextos de crisis.

Se convierte en un problema para el desempeño cuando, superadas estas situaciones, deja de ser una emoción-reacción y se convierte en un estado de ánimo. Es decir, en aquellos casos en que el trabajador asume la inseguridad como parte de sus rutinas y ésta determina su rol en la empresa.

La inseguridad personal se expresa generalmente a través del miedo, la sumisión, la falta de iniciativa y la escasa autonomía. Además, es común que un trabajador inseguro se esfuerce demasiado en buscar la confianza en elementos externos que no controla, por ejemplo la opinión de los demás o el grado de aceptación.

 

Cómo recuperar la confianza en uno mismo: algunas claves

Ahora bien, la pregunta es: ¿qué hacer? ¿Cómo enfrentarnos a ello? ¿De qué manera podemos recuperar la confianza personal para mejorar nuestro rendimiento laboral?

1. Disminuir nuestras necesidades: una buena parte de lo que necesitamos no es prioritario. Empieza por identificar aquellas cosas que no son relevantes para ti y ocúpate de las que sí lo son. A veces la inseguridad se fundamenta en no poder dar respuesta a necesidades de segundo o tercer grado.

2. Mantener la mente activa y abierta a los cambios: un fallo recurrente de las especializaciones es que cierran la posibilidad de tener una visión más amplia de las situaciones. Mantén tu mente abierta; de esta manera los cambios te serán menos difíciles de afrontar.

3. Enfrentar nuestros miedos: ahora bien, si lo tuyo es un miedo específico a algo, no hay más remedio que enfrentarlo. El mejor antídoto contra el miedo es la acción útil y bien direccionada. ¡Empieza ahora!

4. Desterrar la idea de la perfección: es importante que seas una persona con expectativas. Sin embargo, no te las tomes tan en serio. No intentes buscar la perfección, pues es una búsqueda inútil. No existe. Más bien, procura mejorar cada día estableciendo metas cortas y reales.

5. Ser lo que se es y no otra cosa: una fuente habitual de la inseguridad personal es el intento permanente de ser lo que no somos. Esto ocurre cuando no nos aceptarnos como tal y, por alguna razón, nos ponemos una especie de máscara ante nuestros semejantes. No hay mejor fórmula contra la inseguridad que ser y mostrarnos con nuestras fortalezas y debilidades.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Herramientas de management

Tags:

Añadir comentario