3 estilos directivos para mejorar el servicio al cliente

Existen fortalezas y debilidades en cada estilo de gestión, diferentes preferencias, habilidades innatas y rasgos de personalidad que configuran a cada líder. Sin embargo, algunos estilos directivos consiguen formar equipos de servicio al cliente de alto rendimiento.

Conocer cuáles son y comprender cómo afectan los resultados a corto plazo puede transformar tu negocio. ¿Quieres acercarte más a tus clientes? ¿Sabes cómo forjar un vínculo más sólido con ellos?

 

¿Cómo influyen los estilos directivos en la relación con el cliente?

La influencia de los diferentes estilos directivos en el curso de las operaciones de una empresa tiene que ver con su impacto determinante en las relaciones con los clientes. La relación del ejecutivo con el equipo será condicionante para avanzar por un camino u otro.

Entre los estilos directivos que contribuyen a mejorar a relación con el cliente se encuentran los siguientes:

 

TEXT - TOFU - Liderazgo Transformacional

 

  1. Estilos directivos colaboradores. Los gestores colaborativos creen en el poder de las personas. Estos gerentes utilizan un enfoque de liderazgo fuertemente participativo en lugar de un enfoque autoritario de arriba hacia abajo tradicional. Rápidamente ganan la confianza y el apoyo de sus equipos, al tiempo que les resulta más sencillo identificar las áreas problemáticas de servicio al cliente. Partiendo de ese conocimiento, desarrollan e implementan soluciones de manera proactiva en todas las áreas de servicio. Al abordar las causas de raíz en lugar de esperar a luchar contra problemas en curso, la mayoría de las veces construyen mejores estándares. Están profundamente comprometidos con sus equipos y eso se traduce en satisfacción por parte de los empleados, aunque, en ocasiones, pueden cometer fallos relacionados con la falta de supervisión estratégica.
  2. Estilos directivos tecnológicos. Con una visión extremadamente data céntrica, estos gestores saben aprovechar las plataformas que unifican todos los datos de clientes de múltiples canales y buscan datos de integraciones en sistemas de comercio electrónico, ERP y CRM, análisis, y más. De este modo, consiguen extraer conclusiones prácticas sobre las relaciones con los clientes, las áreas operativas críticas y el progreso general de la compañía. La información les permite saber qué está impulsando los resultados de negocio a través de los puntos de contacto del cliente. Por eso, son muy efectivos dirigiendo los esfuerzos de su equipo para apoyar la estrategia comercial. Su principal desventaja es que tienen que estar altamente capacitados para mantener las emociones y los comportamientos, tanto de su equipo, como de sus clientes enfocados, y no siempre es así.
  3. Estilos directivos constructores. Este tipo de managers se enfocan en brindar una verdadera experiencia de cliente de extremo a extremo, integrando los procesos front-end y back-end a través de múltiples canales de negocios, y logrando que el valor de este enfoque sea comprendido dentro de la organización. Los directivos con estas cualidades se enfocan en las personas, los procesos y la tecnología: los tres elementos para una organización exitosa. Por lo general, es probable que trabajen de manera más eficiente que otros. La desventaja de este estilo de gestión es que las necesidades y oportunidades a corto plazo del cliente a veces pueden perderse en el pensamiento y la planificación a largo plazo de una operación sostenible.

No hay que olvidar que, todos estos estilos directivos pueden mejorar sus resultados aún más si prestan más atención a la comunicación y priorizan la fluidez de las interacciones con los clientes. ¿Listo para poner al cliente primero?

 

Créditos fotográficos: ChaayTee

 

POST - TOFU - Liderazgo Transformacional


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario