Las distintas variantes del modelo Kanban

A la hora de gestionar los procesos productivos de una compañía existen numerosas variantes y posibilidades. Una de estas estrategias se denomina Kanban, un sistema que popularizó Toyota y sus procesos de “mejora continua”. Pero, ¿en qué consiste Kanban realmente y cuáles son sus diferentes acepciones y aplicaciones?

 

Sistema Kanban o identificación por tarjetas

El Kanban se refiere a un sistema de información cuya finalidad es controlar el flujo productivo de una empresa. El objetivo final es controlar todos los flujos productivos de todos los productos de una empresa, para fabricar/producir las unidades precisas de cada uno de ellos. De esta manera, la oferta siempre estará en consonancia con la demanda, y se pueden ajustar los flujos productivos en función delas variaciones de la demanda.

El sistema Kanban también se suele denominar sistema de identificación por tarjetas, ya que tradicionalmente se suelen usar tarjetas para controlar el flujo productivo (aunque en la actualidad también se usan herramientas automatizadas y virtuales).

Las tarjetas son el elemento básico para que el modelo pueda funcionar correctamente. Éstas viajan de un departamento a otro según las necesidades del cliente. Por ejemplo, si los consumidores han retirado del almacén todas las unidades de un determinado producto, la tarjeta de ese producto viajará hasta el área de producción para indicar que el cliente “pide” más unidades.

En estas tarjetas se incluye toda la información necesaria para controlar de forma adecuada el flujo de producción: el producto, la cantidad de unidades del contenedor, número de la tarjeta, número de pedido, etc.

Este sistema ha dado pie a la implementación de métodos y filosofías de trabajo que buscan el desarrollo y la mejora basándose en este sistema.

 

Método Kanban para la gestión del desarrollo

Efectivamente, el término Kanban también da nombre a una estrategia basada en la gestión del desarrollo y de los recursos intelectuales de la empresa.  En realidad, podríamos definir esta acepción de Kanban como un método para el desarrollo continuo dentro del sistema Kanban del que hablamos en el anterior epígrafe.

El método Kanban tiene como objetivo la mejora y el desarrollo continuo de los procesos dentro de una compañía, y para ello se apoya en varios pilares fundamentales:

  • Hacer que el flujo de trabajo sea visible y reconocible para todos los miembros de la empresa. Al conocer cuál es el flujo de trabajo, se pueden implementar cambios con mayor facilidad y evaluar sus resultados.
  • Que todos los profesionales estén convencidos de la necesidad de apostar por un desarrollo continuo, lo cual implica su participación en los cambios.
  • Una limitación del trabajo en curso, que permita una extracción parcial del trabajo realizado, consiguiendo destapar las carencias del proceso y fomentando la participación en las mejoras de los empleados.
  • La importancia de la entrega del trabajo “justo a tiempo”, sin sobrecargar al profesional.

Sistema y método Kanban están íntimamente unidos desde el punto de vista que forman parte de una misma estrategia global, basada en el control del flujo del trabajo y en el constante desarrollo y evolución de los procesos.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Desafíos que no dejan dormir
Tags: ,

Añadir comentario