Trucos para no cometer errores

La suerte es un factor importante a la hora de encontrar un nuevo empleo. Estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Pronunciar las palabras precisas, aquellas que consiguen despertar el interés del seleccionador.

El componente de azar, la parte que no controlas, es grande. Sin embargo, cuanto más estudiada sea tu estrategia, mayor control tendrás sobre tu futuro y menor espacio le dejarás a la actuación caprichosa del destino. Revisa todo lo que haces, de qué manera y con qué frecuencia. Perfecciona tus movimientos, hazlo cada vez mejor.

TEXT - TOFU - Cambiar de trabajo

Como todo en esta vida, la experiencia se gana con la práctica. Cuanto más tiempo pases buscando trabajo, mejor lo harás. De esta forma, no desesperes si al principio tus resultados son poco prometedores, irán mejorando con un poco de insistencia y teniendo en cuenta algunas claves.

  • Disciplina: ¿cuánto tiempo le dedicas a la búsqueda de empleo? Buscar un trabajo requiere disciplina. No puedes dedicarle hoy tres horas y después estar dos semanas sin hacer nada. Las ofertas se publican cada día y cuanto antes te enteres y te apuntes, más oportunidades tendrás. Es conveniente que todos los días le dediques un tiempo. Si no puede ser, intenta destinarle unas horas a la semana. Si no estás pendiente, puedes perder la oportunidad que deseabas.
  • Probabilidad: repasa tu agenda. ¿Cuántos currículos has enviado en todo este tiempo? Cuantos más lleguen a su lugar de destino, más probabilidades tienes de que te llamen No se trata realizar envíos masivos e indiscriminados, aunque al final la estadística juega su papel; más intentos, más oportunidades de dar en la diana..
  • Enfoque: revisa tu currículum. Puede que el fallo se encuentre ahí. Examínalo detenidamente. Comprueba si está adaptado a las ofertas a las que presentas tu candidatura. Si estás sobre-cualificado o te falta formación o experiencia. Puede que busquen a alguien con un buen dominio de inglés y tú no lo tengas. ¿A qué esperas para formarte? Si por el contrario estás sobre-cualificado, lo que en ocasiones puede suponer una barrera, puedes adaptar tu currículum y excluir cierta información. Tu objetivo, en este momento, debe ser que te concedan una entrevista.
  • Recursos: ¿a través de qué medios estás buscando trabajo?. Si sólo utilizas un canal (por ejemplo, los portales de empleo en internet), tus posibilidades de éxito se verán mermadas. Has de utilizar todos los instrumentos que estén a tu alcance. Puede que no dispongas de internet o de ordenador pero puedes pedirle a algún amigo que te deje conectarte un rato o acudir a la biblioteca para mirar las ofertas publicadas. Quizá eres demasiado tímido como para llamar por teléfono y presentarte en persona en las empresas. Trabájalo, no valen excusas. Recuerda que el boca a boca también es muy importante, no descuides tus contactos.
  • Perseverancia: quizá la clave más importante y la frase a la que tienes que recurrir en tus momentos de desánimo: no te des por vencido. Se optimista y continúa con tu estrategia para cambiar de empleo. Seguro que tu esfuerzo se verá recompensado.

Fuente imagen: Flickr/Vancouver Film School




POST - TOFU - Cambiar de trabajo



Tags:

Añadir comentario