Todo lo que debes saber sobre un período de prueba laboral

periodo de prueba

Por norma general,  un contrato de trabajo lleva implícito un período de prueba. El objetivo de dicho período es que las dos partes conozcan las condiciones de la relación contractual que les une y, antes que nada, evaluar si la persona seleccionada está capacitada para ocupar el cargo.

Es decir, es un plazo en el que la empresa confirma o no las habilidades del trabajador que ha seleccionado previamente para unas labores concretas y éste, a su vez, analiza la conveniencia o no de las condiciones del puesto de trabajo aceptado.

En casi todos los casos está estipulado en el propio contrato, especificando detalles de su alcance y características. Cuando no es así, se asume que el período de prueba queda regulado por lo que dicta la normativa específica de cada país.

 

Otras consideraciones sobre el período de prueba

Sin embargo, aunque se trata de una de las figuras más sencillas en lo que se refiere a la legislación laboral, conviene ahondar en algunos de sus principales aspectos:

  • No puede exceder el plazo máximo. Para los titulados, el plazo máximo de un período de prueba en España es de 6 meses. Para el resto de trabajadores será de 2 meses o de 3 para aquellas empresas con menos de 25 miembros.
  • Se podrá interrumpir ante hechos excepcionales. Es decir, cuando el trabajador esté en una situación de incapacidad laboral, riesgo durante el embarazo, maternidad o paternidad, entre otros. La interrupción debe ser pactada entre las dos partes, así como su reanudación.
  • Se puede dar por terminado en cualquier momento. También se puede dar el caso de que las partes den por terminado el período de prueba antes de lo pactado. Es decir, si las dos partes están satisfechas con los resultados, no tienen por qué cumplir a rajatabla la primera fecha prevista.
  • Sólo es válido para el primer contrato. Cuando una persona supera un período de prueba, es contratada y luego da por terminada su relación laboral con la empresa, no tendrá que volver a superar un período de este tipo en caso de que vuelvan a llamarle. Se sobreentiende que lo ha superado durante su primera experiencia con esa misma empresa.
  • El trabajador tendrá los mismos derechos y obligaciones que el resto de la plantilla. Aun cuando la persona esté en período de prueba y su vinculación no se haya formalizado, la empresa contratante debe garantizarle sus derechos y obligaciones. Lo uno no es incompatible con lo otro.

Sin embargo, cabe resaltar que la empresa tiene todo el derecho a continuar o no con el contrato de trabajo. Si su decisión es no hacerlo, sin importar cuál sea la causa, nada podrá impedirlo. La figura del período de prueba le da la potestad para pronunciarse en tal sentido.

 

¿Existe indemnización durante un período de prueba?

Cuando una empresa decide interrumpir el período de prueba y despide a la persona que ha contratado previamente, está en la obligación de reconocerle derechos como la seguridad social, las prestaciones sociales y, obviamente, el equivalente al salario devengado durante los días que ha estado en prueba.

A lo que no tiene derecho el trabajador es a recibir la indemnización por despido, pues la figura del período de prueba exonera a la empresa de ello.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Habilidades Emprendedor
Tags:

Añadir comentario