Técnicas de memorización y consejos para mejorar tus notas

Llega siempre el momento en que todo estudiante busca aplicar nuevas técnicas de memorización. Puede que sienta que las conocidas no le hacen rendir todo lo necesario o que busque distraer al cerebro probando a estudiar de forma diferente. Sea cual sea el motivo por el que has llegado hasta aquí, encontrarás la respuesta a tu pregunta.

Pero, antes de proponerte alternativas efectivas a las técnicas de memorización más habituales, vamos a recordar qué es olvidar.

 

¿Por qué necesitas aplicar técnicas de memorización?

Está claro, es para no olvidar. Y esto nos lleva a plantearnos qué significa olvidar. Olvidar es:

 1) El fracaso para almacenar información.

2) La incapacidad para recuperar la información, o

3) El fracaso para almacenarla de tal manera que se pueda encontrar cuando sea necesario.

Recordar y olvidar son cuestiones bastante importantes en lo académico. La ciencia nos confirma que olvidamos todo tipo de información todo el tiempo.

Aunque hay varias teorías que intentan explicar el olvido, aún se desconoce mucho sobre la neurobiología del cerebro. Lo que se sabe sobre la memoria es que funciona de manera más efectiva cuando se requiere un esfuerzo consciente frente a más rutas periféricas para el aprendizaje.

La intención, la motivación y el interés son críticos y suponen el mejor complemento a las mejores técnicas de memorización. Esa es también la razón por la cual la información nueva se recuerda más fácilmente.

 

Asegura las condiciones ideales para mejorar la concentración y el recuerdo

Aprovecha al máximo en clase y mientras estudias

  • Presta atención para obtener información correcta la primera vez. Es difícil reemplazar la información incorrecta con la información correcta
  • Asegúrate de comprender cada concepto: es muy difícil recordar lo que es confuso. Lee y luego vuelve a leer antes de la clase, haz preguntas e intenta explicar el concepto a otra persona durante el repaso antes de un examen.
  • Usa la fragmentación, hay límites en cuanto a lo que podemos recordar, pero estos límites se expanden cuando el material se organiza de manera significativa, por ejemplo, cuáles son los tres conceptos clave del capítulo y cómo se agrupan las ideas bajo estas ideas clave. Agrupa ideas alrededor de un encabezado o categoría. Un elemento puede servir como señal para otro durante el examen.
  • Sé selectivo: condensa y Esto ayuda a que los requisitos de tiempo sean más manejables. Recuerda que la memorización es secundaria a la comprensión.

Los dispositivos mnemotécnicos pueden servir como organizadores de nueva información, ya sean los acrónimos clásicos o las individualizadas que diseñes para cada tema. Asegúrate de memorizar completamente ya que un pequeño error creará dificultades al utilizar estas técnicas y sé creativo. Emplea una rima, una imagen inusual o tal vez una secuencia que puedas visualizar en tu mente.

Elimina distracciones

  • Usa una “señal” que todos entiendan, por ejemplo, cuando cuelgues una gorra del pomo de la puerta, no debes ser molestado. Emplea la mesa del comedor o el escritorio para leer, repasar, escribir, pero deja la cama solo para sentarte y descansar, que no tenga nada que ver con el estudio.
  • Elimina los obstáculos, un sonido o un fondo visual que sea discreto puede ayudar a eliminar las distracciones.
  • Ten todo lo que necesitas disponible antes de comenzar, lámpara, lápiz, una silla cómoda, libros y clips de papel, etc.
  • Verifica tu concentración a medida que avanza, generalmente cada dos páginas, o con mayor frecuencia si la lectura es densa en términos de hechos, definiciones, ecuaciones, etc.

Aplica estas dos técnicas de memorización infalibles

  • Utiliza todos tus sentidos en el estudio, por ejemplo, dibuja y busca patrones visuales únicos, recita la lección a alguien y ensaya frente al espejo.
  • Borra para recordar. Escribe a lápiz lo que necesitas recordar. Borra progresivamente las palabras a medida que las memorizas.

Estos consejos y técnicas de memorización cambiarán por completo tu forma de estudiar y, deseablemente, mejorarán tu rendimiento académico. ¿Las conocías ya? ¿Hay alguna que te gustaría recomendar?

 

Créditos fotográficos: ilona titova


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario