El social Selling es el modelo de marketing por excelencia en la actualidad. Se basa en establecer relaciones entre las empresas y los usuarios a través de redes sociales, que con el paso de los años se siguen afianzando como una ventana de oportunidades para los negocios de cualquier área, sector o mercado.

Recuerda, eso sí, el principio básico de esta estrategia: no merece la pena estar presente en todas las redes sociales; al contrario, debe saber cuáles son las más adecuadas para tu negocio, el producto que ofreces y el público al que te diriges.

TEXT- TOFU- Conceptos del marketing

Cinco ideas sencillas para potenciar el social selling

La idea central del social selling no es ganar notoriedad gratuitamente. Si ya has hecho el intento de aplicar una estrategia de este tipo, sabrás que el objetivo central es vender lo que más te sea posible y mantener una relación estrecha y cercana con los clientes.

TEXT - TOFU - Conceptos Marketing

 

¿No sabes cómo hacerlo? ¿Tienes los medios y las herramientas pero no sabes de qué manera sacarles el máximo provecho? Mira las siguientes ideas que te presentamos:

  1. Genera confianza en tu público:

Dirás que es demasiado obvio, pero no lo es si te fijas en cómo funcionan buena parte de las redes sociales con las que interactuamos. No existe contacto físico, con lo cual la imagen que proyectes y la información que suministres serán dos elementos esenciales. Sé claro, directo y gánate de la confianza de tus clientes.

  1. Optimiza tu perfil:

Los perfiles en redes sociales pierden vigencia rápidamente. Debes saber que es necesario optimizarlos cada cierto tiempo para adaptarlos a los nuevos recursos que la propia tecnología te ofrece. Recuerda que en este caso son fundamentales las fotos que uses y la descripción del producto o de la marca.

  1. Coherencia si usas más de una red social:

Hay empresas que apuestan por usar más de una red social. Si se aborda con criterios claros, esta estrategia no tiene por qué ser en principio contradictoria. Una marca puede aparecer en redes como Facebook o Youtube, tomando de cada una el lenguajes y los recursos, y sin embargo no por ello sus perfiles deben ser opuestos. La clave está en mantener los principios de la estrategia de social selling y apelar  la coherencia corporativa.

  1. Descarta los resultados inmediatos:

Lo peor que puedes hacer tras implementar una estrategia de social selling es querer resultados el día después. ¡Paciencia! Recuerda que estamos hablando de un modelo de marketing visualizado a medio y largo plazo, y que la inversión en este caso reside en la confianza que transmitas hacia el cliente. Esto vale más que cualquier beneficio inmediato. Además, ¡Roma no se construyó en un día!

  1. Ofrece contenido de calidad:

Además de la coherencia entre varios perfiles y la originalidad del mensaje, no te olvides de que la calidad es el sello distintivo de cualquier oferta. ¿De qué te sirve tener el mejor producto del mercado si el contenido al que lo asocias es pobre, carece de interés y no complementa lo que ofreces?

 

Esperamos que con estos 5 sencillos consejos puedas optimizar tu estrategia de social selling y logres el posicionamiento de tu marca al que aspiras. Son solo unas pocas. Recuerda que el mejor consejo es estudiar a fondo tu necesidad y tus posibilidades.

 

POST - TOFU - Conceptos Marketing