Los ejemplos de Branded Content abundan en la actualidad. Y no sólo porque se trata de una tendencia a la que se han sumado cientos de miles de empresas y negocios en el mundo, sino porque supone una ruptura con el marketing tradicional.

De hecho, su principal característica es que no plantea estrategias basadas en dar a conocer los beneficios de un producto o servicio, tal como ha sido hasta ahora, sino que proporciona historias de vida o experiencias a los usuarios para aumentar la afinidad hacia los mismos y ganarse su confianza.

Es decir, es una herramienta propia de las lógicas del mercado contemporáneo, que se caracteriza por dar voz y visibilidad suficientes a los consumidores y escuchar todas sus demandas de primera mano. El cliente determina el producto e incluso lo configura.

 

Ejemplos de Branded Content que han dejado huella

Como decíamos al inicio del post, muchas empresas se han subido al carro del Branded Content al descubrir los enormes beneficios que esto supone. Basta mirar un poco a tu alrededor para descubrir ejemplos exitosos. Aquí te presentamos algunos:

  1. Estrella Damm:

Hace poco más de cinco años, una de las marcas de cerveza más famosas en nuestro país dejó una huella que aún hoy día recordamos en lo que se refiere a campañas de marketing. Para promocionar la que en ese momento era su línea de productos de temporada, la compañía Estrella Damm elaboró un vídeo de 13 minutos, titulado Vale, en el que contaba una historia relacionada con la marca.

 

TEXT - TOFU - Conceptos Marketing

 

El cortometraje, dirigido por Alejandro Amenábar y protagonizado por figuras como Dakota Johnson y Quim Gutiérrez, hablaba de las sensaciones que rodean al consumo de la cerveza antes que de la cerveza en sí misma. Aparte, quienes aparecían en él pertenecían a la franja de edad que estaba llamada al consumo del producto, es decir, adultos jóvenes de entre 20 y 35 años. Otro elemento que impactó fue las múltiples referencias cinematográficas y musicales.

  1. Coca-Cola Journey:

Pensar en Coca-Cola es pensar en felicidad. O al menos eso es lo que transmiten desde hace años las estrategias de marketing de esta mundialmente conocida marca de bebidas. Parte de este éxito radica en que sus spots hacen referencia a los consumidores y sus historias de vida antes que al producto como tal. Esto fue lo que sucedió hace un par de años, cuando convirtió su página corporativa en una revista de tendencias que se llamó Journey.

  1. Water for África:

Pero si se trata de historias de vida, seguramente no ha habido en los últimos años una que haya generado tanto impacto mediático y social como la de la agencia de comunicación Ogilvy París. La campaña quería dar visibilidad a la escasez de agua potable que se registra en algunas regiones de África y para ello se propuso que una mujer oriunda de este continente hiciera el recorrido de la tradicional maratón de la capital francesa, es decir, un total de 42 kilómetros, una distancia similar a la que dicha mujer debía recorrer diariamente hasta el pozo de agua más cercano y poder alimentar y atender a sus hijos. El efecto que se buscaba fue inmediato: a las pocas horas de haberse lanzado, la campaña recibió numerosas donaciones de ONG y particulares para apoyar iniciativas enfocadas en el abastecimiento de fuentes de agua potable.

  1. Balay:

Balay es una empresa de electrodomésticos en España que actualmente lidera una nueva forma de marketing corporativo. Concretamente, su idea es poner el foco en los trabajadores que se encargan de fabricar y ensamblar lavavajillas, lavadoras, cocinas y refrigeradores, entre otros. Es decir, en todas sus campañas de marketing se esfuerza por poner rostros a dichas personas, al esfuerzo que sus labores suponen, y a sus historias de vida. Son ellos los protagonistas de sus vídeos y spots publicitarios. De esta manera, el público aumenta su simpatía hacia la marca y hacia quienes forman parte de ella.

  1. World Food Programme:

Otras marcas apuestan por difundir sus campañas de marketing bajo la figura de personajes famosos de campos como el cine, la televisión, los deportes, etc. Uno de los ejemplos más notorios de los últimos años ha sido el protagonizado por el futbolista sueco Zlatan Ibrahimovic, quien colaboró con un anunció de la World Food Programme para visibilizar el problema del hambre en el mundo. Para ello, el deportista se tatuó temporalmente su cuerpo con el nombre de 50 personas, las cuales representaban a las 805 millones de personas que sufren este problema a nivel global. La repercusión del mensaje inmediato y en sólo unas horas la campaña sumó múltiples apoyos.

  1. Storytelling de BBVA:

Una de las entidades financieras más conocidas en España ha apostado en los últimos años por la realización de cortometrajes protagonizados por personas que bien podrían ser sus ahorradores, pero cuyo nexo con el BBV no es supone una prioridad. Una de las historias más recordadas es el vídeo titulado Yo subo con Carlos Soria, un jubilado de 74 años que hizo realidad su sueño de llegar a la cima de las montañas más altas del mundo. El banco corrió con los gastos de buena parte de la expedición de montañistas a cambio de que pudiera asociar la hazaña a los valores corporativos transmitidos por la entidad a sus ahorradores. El esfuerzo, la superación personal, el cumplimiento de metas individuales, la constancia y la disciplina fueron algunos de dichos valores que la marca logró transmitir con este tipo de iniciativas.

 

Estas son apenas algunas iniciativas de Branded Content que han dejado huella en sus respectivos sectores y que incluso han servido de inspiración para compañías de áreas diversas. El aumento de la interacción con los usuarios, el posicionamiento de la marca, la construcción de una comunidad de consumidores y la creación de contenidos de valor son algunos de sus beneficios que se reflejan estas campañas.

Ahora que ya las has visto a profundidad, ¿con cuál de ellas te quedarías? ¿Cuál crees que puedes aplicar en tu propio negocio?

 

POST - TOFU - Conceptos Marketing