Principales tipos de eventos corporativos

eventos corporativos

La actividad habitual de las empresas suele apoyarse en eventos corporativos en los que se potencian los productos, los servicios o incluso las propias marcas. Aunque suelen ser excepcionales, en la mayoría de los casos ayudan a la consecución de metas específicas de cada negocio.

¿Quién no ha asistido alguna vez a un evento corporativo? Es más, ¿quién no ha estado presente en los grupos logísticos que se encargan de organizarlos?

Sin embargo, es preciso distinguir entre dos tipos de eventos corporativos: los que son organizados por las propias empresas y los que realizan terceros agentes, especialistas u organizaciones destacadas en cierto sector o gremio.

a) Eventos organizados por empresas:

Son varios los motivos por los que una empresa organiza un evento corporativo. Lo más normal es que se trate del lanzamiento de un nuevo producto, artículo o servicio al que se quiera dar difusión. También sirven para dar a conocer planes de restructuración o expansión o, incluso, para fortalecer la marca cada cierto tiempo. En cualquier caso, cada evento debe adaptarse  a las necesidades de las compañías y al objetivo con el que ha sido organizado.

b) Evento organizados por terceros:

Entidades, organizaciones o instituciones visibles en sus respectivos sectores organizan cada cierto tiempo eventos sobre un tema específico. A ellos acuden los líderes de las empresas en calidad de invitados, así como representantes, oradores y todo tipo de expositores. Las ferias son los más conocidos.

 

Distintos formatos de eventos corporativos

Además de la distinción anterior, existen diversos formatos de eventos corporativos que se adaptan a cada ocasión o circunstancia. La lista de opciones es amplia; el asunto de fondo es definir cuál es la más idónea para la consecución de los objetivos y si las empresas están en capacidad de asumirlos. Repasemos algunos de ellos:

  • Conferencias:

Suelen reunir a profesionales o empresas con intereses comunes o que compartan un mismo sector. En ellas participan oradores o ponentes que exponen sus ideas en torno al tema de fondo. Sin embargo, tienen la desventaja de ofrecer poco diálogo con los asistentes; su prioridad es la exposición.

  • Reuniones:

Es un formato usado generalmente para el tratamiento de asuntos internos o para la discusión de oportunidades, desafíos o retos. Sin embargo, en ciertos casos puede adoptar la categoría de evento corporativo, por ejemplo cuando los trabajadores de una empresa realizan la convocatoria con un fin específico o cuando algún agente externo invita a los representantes de empresas.

  • Seminarios:

El principal objetivo de este tipo de evento es la interacción de los asistentes con las personas expositoras. Se realiza por lo general en ámbitos pequeños, muy similar a los cursos de formación, y donde se promuevan el diálogo y la retroalimentación.

  • Ferias:

Por lo general, las ferias se organizan en torno a un tema o sector específicos. Las empresas acuden en calidad de expositores y buscan visibilidad, reconocimiento ante el público y la posibilidad de ampliar su red de negocios. Son un excelente lugar para poner en común necesidades y proyectos.

  • Conferencias de prensa:

Las empresas convocan conferencias dirigidas específicamente a los medios de comunicación. Su objetivo no es otro que pronunciarse sobre un tema específico, como por ejemplo un evento reciente, un rumor, una aclaración pública o, incluso, el lanzamiento de un producto. En algunas oportunidades, se proporciona material de apoyo o relacionado con el tema de la conferencia.

 

Post relacionados:

 

POST - TOFU - Estrategia de carrera

Tags:

Añadir comentario