Mujeres y liderazgo empresarial, una fórmula de éxito

liderazgo mujeres éxito

Si la introducción de la mujer al mundo laboral ha sido una carrera de fondo, su acceso a altos cargos directivos aún sigue siendo un gran reto. El principal problema de esta inequidad entre hombres y mujeres reside en los propios estereotipos femeninos.

Éstos suelen ser contrarios a los roles de liderazgo aceptados por la mayoría de las culturas, en los que los hombres son quienes están al mando. No obstante, y como explicaremos a continuación, las empresas lideradas por mujeres, tienen mucho mayor éxito.

Escasa presencia de las mujeres directivas

Como decíamos, la incursión de la mujer en los altos cargos directivos en pleno siglo XXI sigue siendo muy reducida. Según datos publicados en el estudio La mujer y el liderazgo empresarial, de las 500 empresas más grandes del mundo, sólo el 1% están presididas por mujeres.

En España la situación no es mucho más alentadora. En el año 2013 el porcentaje de mujeres directivas era del 10,3%, casi un 50% menos que en 2008, según se explica en la página web Directorio de Mujeres Directivas y Consejeras. El motivo del descenso ha sido fundamentalmente el estallido de la crisis económica, que ha reducido el número de puestos de trabajo tanto de mandos intermedios como de altos cargos.


TEXT - BOFU - Executive MBA

 

Mejor preparadas para afrontar desafíos y conflictos en la empresa

Sin embargo, hay que destacar por encima de todo un buen dato: el 70% de las empresas españolas creadas por mujeres sobrevive a la crisis. ¿A qué es debido? A que la fórmula mujer y liderazgo empresarial es una fórmula de éxito.

Las mujeres siempre han tenido que hacer el doble esfuerzo que los hombres para conseguir el mismo reconocimiento, por eso y por su carácter, tienen ciertas cualidades que las convierten en líderes excepcionales.

El grupo de estudio Hay Group entrevistó a más de 17.000 personas en todo el mundo y dedujo que las mujeres son 2 veces más empáticas que los hombres.  De la misma forma, destacó su habilidad para manejar conflictos y su mejor preparación para afrontar desafíos. A estas cualidades también han de añadirse que las mujeres son más cautas y reflexivas, tienen visión a largo plazo, son constantes, eficaces, disciplinadas y seguras de sí mismas.

La inteligencia emocional de las mujeres es mayor, lo que las convierte en candidatas ideales para liderar proyectos a través de la influencia y la motivación y no a través de la autoridad directa.

Vida profesional vs. Vida familiar

No obstante, en muchas ocasiones son las propias mujeres las que frenan su ascenso a puestos de mayor responsabilidad debido a la dificultad de conciliar su vida laboral con la familiar.

Es evidente la necesidad de aplicar políticas de flexibilización que ayuden a las mujeres empresarias a poder compaginar su doble faceta como profesionales y como madres. Una mayor implicación de los hombres en el aspecto familiar también facilitaría a las mujeres ocupar cargos de mayor responsabilidad.

Aunque aún queda mucho camino por recorrer, las mujeres tienen preparación y talento suficientes para liderar y llevar a cabo con éxito cualquier proyecto que se les ponga por delante.

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Habilidades Manager (Duplicado)

Tags:

Añadir comentario