Los mentores, más allá del coaching profesional

Mentores

Como sabes, el coaching es una disciplina que se está consolidando y especializando en los últimos años en nuestro país, aunque lleva utilizándose en Estados Unidos desde los años 70 (encontraréis algunos artículos más sobre el coach en este mismo blog). En cambio, la figura de los mentores es más desconocida y empieza a despertar interés ahora, a pesar de tener una gran importancia en el desarrollo profesional de una persona y que veremos más adelante. Por ello, las escuelas de negocios y el mundo empresarial ya se interesan y comienzan a hacer un hueco a los mentores (también conocidos por su anglicismo equivalente, el aparentemente novedoso “mentoring” o su equivalencia en castellano, “mentoría”) frente al reconocido coaching profesional.

Aunque existen evidentes puntos en común entre el mentor y el coach (la relación humana, el consejo personalizado, la orientación de las capacidades profesionales…). Hay una diferencia significativa entre ambos: mientras que el mentor establece una relación de tutelaje similar a la que hay entre un maestro y su aprendiz, el coach es como un entrenador que te ayuda a conseguir unas metas específicas  (de hecho, el anglicismo que lo define quiere decir eso: entrenar).

TEXT - TOFU - Coaching Proyección

Es interesante recuperar parte de la definición que se hace en Wikipedia sobre el mentor (o  la mentoría):

“ (…) Envuelve la comunicación informal, usualmente cara a cara y durante un período de tiempo sostenible entre una persona que se percibe poseedor de más conocimiento relevante, sabiduría o experiencia (el mentor) y una persona que se percibe con menos (el protegido).”

Por tanto, el mentor es una persona que por edad es más sabia, tiene más experiencia y puede guiar con sus consejos a la persona que está en proceso de aprender. Es en este aspecto por el que el mentor va mucho más allá que el coach profesional, ya que debe tener unos conocimientos en el campo que quiere tutelar que el coach no tiene por qué tenerlos.

Y es que los mentores, en realidad, son piezas claves en nuestra trayectoria vital. Son personas que han influenciado positivamente en nuestro desarrollo personal y/o profesional. ¿Quién no recuerda aquel profesor que tanto le enseñó y le descubrió su pasión por alguna materia? Recomendamos la lectura de este post de Richard Branson en el que reflexiona sobre la importancia del mentoring y rememora algunas personas decisivas en su vida.

¿Cuáles son las ventajas del mentor en la empresa?

El mentor ofrece una alternativa de enseñanza práctica para transmitir unos conocimientos específicos a otra persona, ya sea un trabajador especializado o un alto directivo. Incorporar un proceso de mentoring en una empresa aumenta el compromiso de sus empleados gracias a la satisfacción mutua que reporta el vínculo personal y profesional entre el mentor, que se siente útil al poder guiar a otra persona y sabe que no se perderá su conocimiento, y su discípulo, que siente respeto por su maestro con el que desarrollará un talento que podrá aprovechar en su carrera profesional.

Asímismo, el profesional tutelado siente que tiene un apoyo importante en la empresa al poder contar con un experimentado guía que le acompañara y le ayudará a resolver sus dudas. Por tanto, un mentor es alguien que te ayuda a crecer profesionalmente de forma práctica, en el día a día, pero también te enseña a reflexionar y a dudar de lo que tienes alrededor.

Experiencia, confianza y respeto son los tres pilares sobre los que se basa la relación mentor-discípulo, en la que la jerarquía es importante, pero mucho más es la complicidad que se crea entre ambos.

¿Qué personas consideras que han actuado como mentores en tu vida?

  • Áreas de desarrollo profesional que te harán más empleable
  • Tres pasos para que EAE te ayude en tu desarrollo profesional
  • ¿Qué diferencia a un directivo de una empresa familiar?
  • POST - TOFU - Importancia de un Coach

    Imagen: Stuart Miles para freedigitalphotos.net 

    Tags:

    Añadir comentario