Todos tenemos una idea de lo que es el euro y las posibilidades y beneficios que ofrece a los países que lo han adoptado. Ahora bien, ¿qué tanto sabemos de la historia de la moneda? A continuación te ofrecemos una breve cronología.

 

Antecedentes: historia de la moneda común en Europa

Hoy día hablamos del Banco Central Europeo, de las políticas económicas divulgadas desde Bruselas, de las inversiones conjuntas y hasta de los intereses regionales. Sin embargo, muchas de estas cosas no serían posibles sin el euro, la moneda que en la actualidad comparten 19 de los 28 países de la Unión Europea.

Los antecedentes de esta divisa se remontan a los años 70 del siglo pasado, cuando Luxemburgo propuso en el organismo regional de entonces, la Comunidad Económica Europea, la unión monetaria como una forma de avanzar en la integración de estados.

 

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

Teóricamente, la iniciativa fue aprobada por los países miembros de la alianza en ese momento, aunque sólo se darían pasos concretos para implementarla en 1987, año en que se reconoce la divisa regional en la llamada Acta Única.

Cabe añadir que hasta ese momento los países que formaban parte de la Comunidad Económica Europea habían mantenido sus monedas nacionales para comerciar con sus vecinos, algo que sin duda suponía numerosos obstáculos para la plena integración.

 

Historia de la moneda: hechos que dieron vida al euro

Las conversaciones para la creación de una moneda única en los países miembros de la Comunidad Económica Europea prosiguieron durante toda la década del 90, siendo el año 1991 el que marca oficialmente un calendario para la concreción de la iniciativa. A partir de esa fecha se presentaron hechos claves como:

  • 1995: reunidos en Madrid, los representantes europeos bautizaron la moneda como ‘euro’ en una clara referencia al continente en el que circularía. También en esa reunión se decidió una fecha límite para su entrada en vigor: año 1999.
  • 1996: en una nueva cumbre europea en Dublín, capital irlandesa, los países que lideran esta iniciativa fijan dos condiciones básicas para los países que deseen compartir la divisa regional: que su deuda pública no supere el 60% del PIB, así como una inflación menor a un 3% anual.
  • 1997: los líderes europeos dan a conocer los nombres de los primeros países que adoptarán el euro como moneda oficial: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo y Portugal. La lista se irá ampliando en los siguientes años hasta llegar a 19.
  • 1998: los ministros de Economía y Finanzas de los 11 países del club del euro determinan la tasa de cambio entre las monedas nacionales y la divisa regional. Al mismo tiempo, se reafirma la negativa de otros como Reino Unido de aceptar las condiciones para sumarse a la propuesta.
  • 1999: el primer día del año, el euro se convirtió en la moneda común en los 11 países que habían promovido su creación. Sin embargo, la circulación de billetes y monedas como tal sólo se produjo en 2002, cuando la divisa ya cotizaba en las principales bolsas del continente y en los mercados en general.

 

 La historia de la moneda común en Europa no ha estado exenta de obstáculos, pero en cualquier paso ha supuesto la integración de los mercados y ha facilitado muchos de los procesos que antes requerían conversiones y actualizaciones de cotización.

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)