Habilidades de comunicación directivas para la gestión de equipos

habilidades de comunicacion

En otros post hemos hablado de la comunicación como un elemento esencial para el buen funcionamiento de cualquier empresa. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar cuáles son las habilidades de comunicación para lograr este objetivo y cómo podemos mejorar el trato con nuestros equipos y colaboradores.

En ese sentido, en la actualidad nos enfrentamos a un doble reto: comunicar de forma eficaz nuestros mensajes y, a la vez, hacerlo en función de las dinámicas y el flujo de información propio de era digital.

Las habilidades de comunicación que requeríamos hace un par de décadas se han revelado obsoletas para los tiempos que corren. Ahora los contenidos fluyen a gran velocidad, la información ha aumentado considerablemente y es necesario realizar una labor de selección de esos contenidos para que sea de utilidad.

 

Habilidades de comunicación para la gestión de equipos

Todas las empresas son equipos de trabajo. A partir de este principio, los directores de compañías deben desarrollar habilidades de comunicación y adaptarlas a cada caso, pues nunca se comunica de la misma forma aun teniendo los mismos recursos.

Además, es bueno recalcar que nunca como antes los cargos directivos habían tenido tanta cercanía con sus colaboradores. Hasta hace poco, a los gerentes se les veía desde una perspectiva lejana, a veces inaccesible; ahora, gracias a los modelos de apertura, tienen un diálogo directo y constante con su plantilla.

Esto obliga a que desarrollen habilidades de comunicación propias de la era en la que nos encontramos, la cual está marcada, como hemos dicho, por un gran flujo de información. Veamos en qué consisten dichas habilidades:

a) Escucha activa:

Los directivos no sólo deben abrir nuevos canales para comunicarse con sus equipos de trabajo, sino además implementar la escucha activa; es decir, comprender el mensaje de la otra persona y darle la importancia que se merece. El mejor indicador en este sentido es el feedback que se realice desde la dirección.

b) Diferentes técnicas, diferentes situaciones:

El directivo del siglo XXI ya no emplea un solo modelo de comunicación, pues sabe que las situaciones varían. Parte de su labor consiste en saber qué tipo de mensaje emplear en cada caso y bajo qué condiciones. O resumido en una palabra, versatilidad.

c) Comunicación no verbal:

Además, debe tener claro que la comunicación transcurre en dos planos: el verbal y el no verbal. Pese a que el segundo se manifiesta de forma implícita, eso no quiere decir que se le preste menor atención. Todo lo contrario, los signos, el tono de voz, los gestos, las posturas y otros elementos también forman parte del mensaje que se transmite.

d) Dominio emocional:

Gestionar grupos es enfrentarse a emociones de todo tipo. Una habilidad que deben desarrollar todos los directivos es la inteligencia emocional para lograr que cada tipo de mensaje encuentre un momento, un lugar y una intención.

e) Claridad, concisión y creatividad:

Al ser tanta la información que manejan las empresas, es preciso que los directivos sean claros y lo más concisos posible. Los mensajes largos o demasiado elaborados tienden a la dispersión y suelen perder el efecto inicial. A todo ello hay que añadir una dosis de creatividad, sobre todo en las situaciones en que la comunicación no tiene la fluidez necesaria y debe apoyarse en algún recurso adicional para lograr su objetivo.

f) Canales adecuados:

Finalmente, también es deber de los directivos encontrar canales adecuados para cada mensaje. Si sabe hacerlo, tendrá casi garantizado el éxito de su labor comunicativa.

 

Post relacionados:

Tags:

1 Comentario

  1. judith bravo
    26 septiembre, 2016

    El artículo de Habilidades de Comunicación para la Gestión de Equipos me ha parecido muy interesante! gracias!! quisiera conocer el nombre del autor del artículo y los textos y/o investigaciones sobre los que se ha basado. Gracias nuevamente!!

Añadir comentario