Gestión de la información: claves para entenderla

gestion de la informacion

Gestión de la información son tres de las palabras favoritas de casi cualquier jornada de mejora empresarial, de las revistas sobre estrategia profesional, de los foros de debate sobre éxito y emprendimiento… Se habla mucho de la gestión de la información, pero no siempre se tiene claro en qué consiste exactamente y, lo que es peor, se confunde con otros conceptos como el de gestión de conocimiento. El tema es importante y se merece que le prestemos toda nuestra atención así que… Vamos a ello.

 

TEXT - TOFU - Productividad Personal

 

 

Gestión de la información: el éxito o el fracaso

El término gestión de la información se nombra tanto últimamente que nos puede parecer que es un invento reciente, pero nada más lejos de la realidad. Desde hace cientos de años las empresas, los líderes y los grandes estrategas políticos y económicos saben que la información es poder y que gestionar los datos, las noticias que tenemos, puede marcar la diferencia entre el éxito… y el fracaso.

Esta reflexión nos lleva al primer concepto básico sobre la gestión de la información: recabar datos importantes, analizarlos y saber cómo utilizarlos en beneficio propio. ¿Te suena? Sí, es una de las claves del éxito de los grandes líderes y de los CEO más influyentes pasados, presentes y futuros.

 

Gestión de la información: la importancia de los datos

La segunda clave para comprender mejor el amplio concepto “gestión de la información” es delimitar la importancia de los datos que componen esa información. Es decir: saber diferenciar los datos importantes de los datos innecesarios que sólo son ruido e interferencias que entorpecen nuestra labor como profesionales o como directivos.

Lo vemos mejor con un ejemplo: imagina que estamos preparando las políticas de motivación profesional para la nueva sucursal que vamos a abrir en un país vecino. Para elaborar este importante documento tendremos que recabar una serie de datos fundamentales como son, por ejemplo, el tipo de directivos que liderarán nuestra sucursal, las necesidades de reciclaje profesional en determinadas materias de dirección de empresas, las necesidades formativas de los nuevos talentos que vamos a incorporar, la adaptación a la transformación digital del equipo de trabajo, etc.

Estos datos son importantes ya que nos permitirán motivar a nuestro equipo directivo y profesional mediante ofertas puntuales de formación continua de calidad para profesionales con experiencia o de cursos de dirección y gestión para los nuevos talentos. Estos datos también nos ayudarán a decidir la conveniencia o no de poner en práctica otras políticas de motivación como la posibilidad de tele trabajar, la oferta de actividades lúdicas para nuestros profesionales Millennials, etc.

 

Gestión de la información y gestión del conocimiento

La tercera clave para entender la gestión de la información es no confundirla con otro término muy parecido y que a veces se utiliza indiscriminadamente: la gestión del conocimiento.

Gestionar la información es gestionar los datos, esos datos nos aportan una información concreta sobre algo y esa información, una vez analizada y comprendida nos da un conocimiento de la situación que nos permitirá adoptar una serie de decisiones y estrategias empresariales y profesionales.

Es decir, gestionar la información sería el primer paso para gestionar el conocimiento, un conocimiento vital para conseguir posicionar nuestra empresa o nuestro perfil profesional en el camino del éxito.

 

¿Conocías estas claves sobre la gestión de la información? Dinos lo que piensas…

 

POST - TOFU - Productividad Personal
Tags:

1 Comentario

  1. Maria Luisa Flores Ramirez
    18 abril, 2017

    Excelente información, ayuda a entender la dinámica actual en la gestión empresarial

Añadir comentario