¿Cómo pueden ayudar las redes sociales a los emprendedores?

Redes sociales. Todos hemos oído hablar de ellas. (Casi) todos tenemos un perfil en una de ellas. Han pasado en muy poco tiempo de ser una novedad, a una moda, a una revolución para acabar siendo una realidad incontestable. Las redes sociales están aquí para quedarse y formar parte de nuestra vida. Y los emprendedores deben saber aprovechar las oportunidades que les ofrecen estos nuevos canales para estar al lado de sus clientes.

Muchas empresas aún observan con cierta aprensión las redes sociales, pero han acabado teniendo un perfil en Facebook, Twitter o Instagram básicamente porque “todo el mundo lo hace”. Y lo cierto es que hay que estar en las redes sociales, pero hay que hacerlo sabiendo lo que supone estar allí.

Las redes sociales cumplen las tres reglas del bueno, bonito y barato que los medios de comunicación tradicionales nunca habían cumplido. Ahora es posible estar allí donde se encuentran nuestros clientes y establecer un diálogo con ellos de una forma rápida, efectiva y sin los grandes presupuestos que suponían las campañas publicitarias masivas (televisión, prensa, radio…).

En efecto, gracias a las redes sociales hemos pasado de un modelo de difusión por presión (PUSH) y estamos de lleno en lo que se denomina marketing de contenidos, es una estrategia no intrusiva que genera atracción (PULL). Y se basa en crear y gestionar comunidades, cultivar la comunicación bidireccional con sus miembros (ahora es un diálogo, no un monólogo unidireccional), captar su atención, motivar su participación y fidelizarlos con contenidos de su interés.


TEXT - BOFU - Executive MBA

Por tanto, las redes sociales son un aliado increíble para promocionar las empresas que empiezan y lograr la necesaria captación de clientes, pero hay que saber crear “engagement” (vinculación, compromiso) con ellos. Para lograrlo ten en cuenta estos aspectos:

Los consumidores confían más en los comentarios de las redes sociales, en cambio la publicidad tradicional ya no genera confianza (y es muy posible que no tengas presupuesto para contratarla). Si el emprendedor interactúa con sus clientes en los entornos digitales, está creando un clima de confianza que favorece las recomendaciones y los comentarios positivos entre los miembros de las redes sociales.

El boca-oreja ahora es digital.  En las redes sociales se encuentran nuestros actuales clientes y también miles de posibles clientes más. Porque, como decíamos antes, comparten comentarios e interactúan entre ellos. Además, las propias herramientas de medición de las redes permiten conocer detalladamente cómo es su público y segmentarlo adecuadamente.

Darles un buen motivo para que te sigan: ¿por qué conectarse al Twitter y Facebook de tu empresa? Porque ofreces contenidos útiles e interesantes que coinciden con los intereses de los usuarios. Las redes sociales reflejan los gustos de la gente, por tanto conviene analizar un poco para conocerlos mejor. No olvides generar respuestas positivas con detalles tan básicos como, por ejemplo, felicitarles en su cumpleaños.

Estar en redes sociales es un compromiso a largo plazo. Debes tener muy claro este aspecto antes de entrar en ellas y, especialmente, cuál es el objetivo que tu empresa desea alcanzar en ellas.  Es importante recordar que el crear una o más presenciales sociales en muchos casos no traerá consigo un éxito inmediato para tu nuevo proyecto.

Elige bien. Piensa que hay muchas redes sociales y no todas se pueden adaptar a tus intereses. No es lo mismo estar en LinkedIn que promover tu nueva marca en Twitter. Y no solo por sus características técnicas y funcionales, sino porque cada una reclama una forma de comunicarse diferente a públicos diferentes.

Por último, comentarte un dicho popular entre los profesionales digitales para que entiendas mejor la estrategia de contenidos para atraer a los usuarios: “en las redes sociales no se puede vender, pero ojo si no vendes”.

¿En qué redes sociales tiene presencia tu empresa?

POST - TOFU - Importancia de un Coach

Añadir comentario