El comunicado interno es una de las múltiples formas de comunicación interna que se registran en una empresa. Al ser un formato bastante habitual y sencillo, quizá no se haya incidido lo suficiente en sus distintas funciones, su utilidad, sus características, los contextos más idóneos para difundirlo y, claro, sus numerosas ventajas.

En este post queremos poner la mirada en este valioso documento y en cómo te puede ayudar a hacer más eficiente y productiva la labor de tu negocio.

 

¿Cuál es el contenido de un comunicado interno?

Tradicionalmente, un comunicado interno es un documento elaborador por la alta gerencia o la dirección de una compañía con diversos propósitos, todos ellos de interés general para sus miembros o para una parte importante de ellos.

TEXT - TOFU - Nuevos Retos RRHH

 

Son puntuales, concisos, breves y su principal función es informar sobre una situación en concreto. La firma de la dirección o de los jefes de departamento es la que otorga validez a la información allí contenida.

El comunicado interno forma parte de los elementos de la comunicación formal de las empresas, con lo cual su contenido siempre es de carácter oficial. Si no lo fuera, no podría catalogarse como un medio de comunicación verídico.

 

Comunicado interno en una empresa, ¿para qué sirve?

Existen muchos motivos por los cuales la dirección de una empresa decide elaborar un comunicado interno. Entre las principales podemos mencionar:

  • Información de cambios corporativos: cuando en la empresa tienen lugar transformaciones que afectan el futuro de los trabajadores o la estructura y el modelo de desempeño, como por ejemplo fusiones, adquisiciones por parte de terceros, cierres de departamentos, cierres temporales, etc.
  • Comunicados de Recursos Humanos: los ascensos, la creación de nuevos puestos de trabajo, las altas y bajas laborales, la reestructuración interna de las áreas o la comunicación de una formación son temas correspondientes a esta área que pueden aparecer en un comunicado interno.
  • Información relacionada con tareas laborales: este documento también recoge todo lo relacionado con horarios de trabajo, implementación de nuevos sistemas informáticos, modificación en las jornadas, entre otros.
  • Avisos referidos al lugar de trabajo: la realización de obras en la sedes de la empresa, el traslado a otro edificio, las modificaciones en los accesos y hasta la mejora de servicios como la calefacción o el aire acondicionado se pueden incluir en un comunicado interno firmado por la dirección.
  • Comunicados sanitarios: aunque no es habitual, también se puede reflejar en un comunicado interno las jornadas de vacunación previstas, las auditorías de seguridad laboral que tengan lugar en la empresa o las revisiones médicas anuales de los propios colaboradores.

 

Comunicado interno y otras formas de comunicación

Ahora bien, el comunicado interno no debe confundirse con otros documentos que también circulan en el interior de las empresas con objetivos más o menos similares.

Por ejemplo, muchas personas creen que cumple la misma función que otros canales de información como los boletines internos, las notas informativas, los mensajes de correo electrónico o los portales digitales corporativos.

Sin embargo, el comunicado interno tiene unas reglas propias que lo hacen distinto a todos ellos. Para empezar aborda un único tema, es meramente informativo y no da lugar a debates ni a controversias. Nunca va más allá de su contenido.

 

POST - TOFU - Nuevos Retos RRHH