Fórmulas para motivar equipos de alto rendimiento

No es ninguna novedad afirmar que la motivación es fundamental para la marcha de cualquier empresa y la consecución de resultados. Sin embargo, lo es mucho más si se trata de motivar equipos de alto rendimiento, es decir, aquellos que suponen una ventaja competitiva tanto en términos de conocimiento como de talento.

 

¿Qué es un equipo de alto rendimiento y cómo reconocerlo?

Los equipos de trabajo no son todos iguales. Si bien tienen objetivos y desarrollan una serie de dinámicas para alcanzarlos, en algunos de ellos recaen responsabilidades de mayor alcance o importancia para el conjunto de las empresas.

TEXT - TOFU - Inteligencia Emocional

 

Hablamos de los denominados equipos de alto rendimiento, en los que suelen confluir los profesionales mejor preparados para desarrollar una función o que tengan aptitudes lo suficientemente competitivas para marcar la diferencia. Para detallar aún más esta figura, veamos algunas de sus características:

  • Están predispuestos a la ejecución exitosa: aparte de tener claras todas sus tareas, los miembros de estos equipos están orientados al éxito. He aquí una diferencia importante que vale la pena subrayar: siempre tendrán en mente que la acción que persiguen debe ser la mejor. Además, son equipos encargados de realizar muchas funciones a la vez sin que esto llegue a frenar su rendimiento. Están compuestos por profesionales que analizan, dialogan, evalúan, planifican, impulsan y transforman el entorno en el que se desenvuelven.
  • Son equipos que tienen claro lo que hacen: las tareas están claramente definidas y no hay lugar a la ambigüedad. Si alguien preguntara a sus miembros en qué consisten los procesos que están a cargo del equipo, cualquiera de ellos podrían contestar sin entrar en contradicción con sus compañeros. Tanto sus conceptos como sus métodos están debidamente alineados.
  • Persiguen objetivos definidos: tampoco existen dudas sobre la manera en que deben realizar las acciones que les han sido encomendadas. Puede haber detalles a mejorar o vacíos por cubrir, pero el método está claro desde el inicio. Los objetivos son como faros que se alzan en su andadura y siempre están allí, visibles para todos. Para alcanzar dicho grado de sincronización, son precisas tanto la reiteración de las tareas y los métodos como su comprensión. Militares, bomberos y policías son algunos ejemplos de ello.

 

Motivar equipos de alto rendimiento, ¿cómo hacerlo?

Todo lo anterior no sólo confirma el carácter especial que tienen estos equipos, sino que también nos pone delante de un reto del que poco se habla en el área de la gestión empresarial: ¿cómo motivar a equipos de alto rendimiento?

Una primera respuesta podría señalar las mismas técnicas y métodos que aplicamos a diario con los equipos de trabajo habituales, pero en este caso no es así. Ten en cuenta que hablamos de profesionales con una alta cualificación o con aptitudes, habilidades o talentos singulares que requieren un tratamiento distinto.

Cuando un director de empresa o jefe de sección interviene en sus dinámicas para dar un nuevo impulso a estos equipos, pueden darse dos situaciones: o bien que sus niveles de rendimiento aumenten o bien interferir negativamente en sus labores. Por eso, lo mejor para motivar equipos de alto rendimiento es aplicar fórmulas como:

  1. Arropa a sus integrantes en todo momento:

Todos los trabajadores necesitan apoyo y acompañamiento en los procesos que llevan a cabo. Sin embargo, en el caso de los que tienen habilidades especiales, esto es aún más evidente. Cuida el talento que forma parte de tu organización: hazles saber a tus colaboradores que estás allí cuando te necesitan y que, antes que un jefe o una autoridad, eres una persona que les puede echar una mano.

  1. Potencia sus habilidades y talentos:

Ya sabemos que son trabajadores con altas habilidades y que cualquier empresa querría tenerlos. Pues bien, ¿a qué estás esperando para potenciar aún más eso que les hace especiales? Recuerda que el conocimiento debe estar actualizado para poder adaptarse a cualquier circunstancia, incluso si tu idea es dejar huella en cada escenario al que te enfrentes.

  1. Mantén un clima laboral en el que se sientan cómodos:

Si los trabajadores en general se resienten cuando no están en un medio acorde a sus funciones, ¿te imaginas si esto mismo les sucede a los que están altamente cualificados? Ojo, no se trata de que les construyas una especie de burbuja en la que se aíslen del resto de la empresa y pierdan, incluso, el contacto con lo real. El objetivo es ofrecerles las mejores condiciones para que puedan desarrollar, exponer y materializar sus proyectos e ideas.

  1. Reconocer los logros alcanzados:

Un error bastante extendido entre los encargados de la gestión empresarial y los líderes es dejar de reconocer los logros de los equipos de alto rendimiento. Es como si se habituaran a sus éxitos y resultados y, sin quererlo, obviaran seguir haciéndolo en procesos posteriores. ¡No dejes que te pase! Muchos trabajadores altamente cualificados dejan sus empleos creyendo que sus superiores no les valoran y van en busca de otros que sí les recuerden lo bueno e importante que es su trabajo para el conjunto de las organizaciones.

  1. Aplica el principio de máxima responsabilidad:

Muchos entornos profesionales funcionan con el modelo de la responsabilidad compartida: ante una determinada labor, eres responsable del 50% de ella y otra persona es responsable del 50% restante. Sin embargo, para motivar equipos de alto rendimiento está táctica no siempre es eficaz. Los climas laborales en los que se desenvuelven estas personas funcionan mejor con la estrategia del 100% de responsabilidad, el cual impulsa a que los integrantes de los equipos asuman la totalidad de la ejecución de dicha labor. Esto no sólo incrementa los niveles de compromiso de los colaboradores, sino que también potencia el rendimiento.

 

Para finalizar, no podemos dejar de mencionar una táctica que sin duda garantizará éxitos seguros a la hora de motivar equipos de alto rendimiento: la generación de relaciones comprometidas entre sus integrantes, es decir, basadas en la cercanía y la confianza, así como el hecho de que cada integrante conciba el alto rendimiento como una estilo de vida que pone en práctica día a día.

 

POST - TOFU - Inteligencia Emocional


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

1 comentario

Daniel Sepulveda

12 abril, 2018 5:49

¿Puede ser bomberos un equipo de alto rendimiento?
y por que

Deja un comentario