Estrategias para mejorar el marketing interno de tu empresa

Suele pensarse que el marketing es una actividad orientada al exterior. Es decir, que su principal objetivo son los consumidores, el mercado, los precios y la venta de una serie de productos que cubran ciertas necesidades. Sin embargo, poco se habla del «marketing interno», aquel que se refiere al activo más valioso con el que cuentan las organizaciones: sus integrantes.

Si quieres conocer los esenciales del marketing, descarga el ebook: Los 5 conceptos clásicos del marketing que no dejarán de ser útiles

En realidad son las caras de una misma moneda. Si tu empresa aspira a convertirse en el referente de su sector comercial, lo lógico es que el punto de arranque sea una buena gestión de sus dinámicas y procesos internos.

 

¿Qué es el marketing interno en la empresa?

El marketing interno es la rama del marketing que considera a los empleados de una organización como clientes y productos internos. Esta afirmación se entiende mejor con dos ejemplos:

  • La consideración de producto tiene que ver con las funciones desempeñadas. Por ejemplo, una recepcionista representa a su organización cuando conecta a la persona que llama con la persona correcta, se trata de su producto, lo que ofrece a través de sus funciones.
  • Como cliente, siguiendo con el ejemplo, la recepcionista esperará trabajar en un lugar donde se sienta satisfaecha, tenga a su alcance todo lo necesario para realizar un buen trabajo, oportunidades para eguir creciendo y comparta unos principios y valores, de donde partirá su compromiso.

El marketing interno tiene como objetivo satisfacer las necesidades de los empleados en su capacidad para asumir sus funciones laborales. Los empleados satisfechos serán más capaces de ofrecer un servicio satisfactorio a clientes existentes y potenciales. El marketing interno y, en consecuencia, su contribución para lograr la orientación de marketing, consta de tres objetivos:

  1. General: tener empleados conscientes del cliente, motivados y orientados a la atención.
  2. Estratégico: crear un entorno organizacional que respalde la conciencia del cliente.
  3. Táctico: vender las razones de los esfuerzos de marketing a todos los empleados a través de los programas de capacitación del personal, ya que los empleados son la imagen de la organización.

 

¿Qué es el marketing integrado?

El marketing integrado es un enfoque que busca entregar una experiencia unificada en cada interacción de los consumidores con la marca / empresa. Para ello, intenta combinar todos los aspectos de la comunicación de marketing, como publicidad, promoción de ventas, relaciones públicas, marketing directo y redes sociales, a través de su combinación de tácticas, métodos, canales, medios y actividades, para que todos trabajen juntos como unificados fuerza.

 

TOFU - Mercados financieros Donald Trump TEXT

 

Se trata de un proceso diseñado para asegurar que todas las estrategias de mensajería y comunicación sean consistentes en todos los canales y estén centradas en el cliente. Y, no hay que olvidar que ese cliente a veces puede ser también empleado y que, en cualquier caso, éste siempre será cliente interno. De ahí que sea necesario que en una estrategia de marketing integral se incluya la mercadotecnia interna.

 

 

¿Qué es la mercadotecnia interna?

La mercadotecnia interna es lo mismo que el marketing interno y también aspira a la sinergia, que no es otra cosa que la coordinación eficaz de recursos y elementos. Repasemos algunas estrategias que pueden contribuir a una mejora de los procesos internos, bien sea para empresas grandes o para startups, como las siguientes:

1. Conoce tus grupos de trabajo:

Puede parecer obvio, pero en muchas ocasiones los líderes de empresas saben poco o nada de las personas que tienen a su cargo. Es imprescindible conocer sus necesidades, talentos y facultades. De esta manera, los procesos internos serán mucho más efectivos y las actividades resultarán más óptimas.

2. Define el carácter de tu marca:

Ahora bien, el clima empresarial no será del todo efectivo si los valores de tu producto no han sido asumidos como propios por los trabajadores. Hay que transmitirles dichos valores para que se genere un clima de sinergia y coordinación. Es como si la famosa máxima socrática de «Conócete a ti mismo» se adaptara a las directrices del marketing: «Conócete a ti mismo y al producto que vendes».

3. Elige espacios óptimos:

Los espacios también condicionan el rendimiento de las empresas. Lo ideal es que los lugares donde se trabaja sean cómodos, agradables y propicios para la interacción. La luz juega un papel muy importante, pero también algunos accesorios como pizarras o carteles con frases inspiradoras.

4. Pon en práctica la gamificación:

Es una estrategia bastante empleada actualmente. Consiste en evaluar el rendimiento de los integrantes de las empresas a través de parámetros lúdicos. Cuidado, no se trata de que todo se vuelva un juego. Simplemente, es cuestión de poner en práctica algunos recursos lúdicos para motivar a tus trabajadores. Hace unos meses, el Banco Santander convirtió su campaña anual de ventas en una temporada de Fórmula Uno y animó a sus asesores a acumular puntos para llevarse el título al final de año.

5. Insiste en la formación:

Por cierto, un factor determinante para medir el rendimiento de sus trabajadores es el nivel de formación. Se debe insistir mucho en este aspecto, dado que cada día las tareas resultan más exigentes y complejas. Recuerda, una persona bien formada es el mejor activo que puede tener tu compañía.

6. Recurre a premios y bonificaciones:

Cuando se habla de motivación, no sólo cuentan un salario justo y unas condiciones de trabajo adecuadas. También son importantes los incentivos con los que reconozcas la labor de tus trabajadores. De hecho, no dudes en otorgarles descuentos exclusivos a la hora de adquirir productos de la empresa. Es una manera de hacerles sentir especiales y de fortalecer el vínculo que ya tienen con la compañía.

Poner en práctica cualquiera de estas estrategias te ayudará a mejorar los resultados de marketing interno, una asignatura pendiente en muchas empresas y que no necesita de grandes cambios para empezar a entregar muy buenos resultados. ¿Listo para marcar la diferencia en tu compañía?

 

Créditos fotográficos: jacoblund

 

POST - TOFU - Conceptos Marketing


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario