El momento de ser sincero contigo mismo: tipos de autoevaulación

Tipos de autoevaluación

En un mundo en que los cambios se suceden cada vez más rápidamente y en que la exigencia y la competencia es cada vez mayor, conocer nuestros potenciales y debilidades nos permitirá adaptarnos mejor a las nuevas circunstancias. Por eso es importante autoevaluarnos periódicamente (y permitir que otras personas también lo hagan, si es posible) para descubrir aspectos que desconocíamos de nosotros mismos, como talentos, potencialidades e intereses que nos ayudarán a ofrecer lo mejor en todos los aspectos de nuestra vida.


TEXT - TOFU - Estrategia de Carrera

 

Evidentemente, vamos a orientar los tipos de autoevaluación en el ámbito profesional, pero sin duda tendrán una clara repercusión en el ámbito personal. Porque, a través de la autoevaluación, eres tú mismo quien reflexiona y analiza sobre los siguientes aspectos:

1. Intereses profesionales.

Los definimos como la expresión de la personalidad y las preferencias de una persona aplicada a la elección de la su vida profesional.

Para autoevaluar los intereses profesionales te proponemos realizar el completo Test GR que está creado especialmente para ayudarte en el proceso de decisión del proyecto profesional en base a 6 apartados que debes realizar ordenadamente. Este test te ayuda a identificar tus gustos, preferencias e intereses respecto a una serie de características personales. Este conocimiento te servirá para buscar la relación entre tus campos de interés y los ámbitos de actividad profesional de una ocupación en particular, según las funciones que se indiquen de esta ocupación.

2. Motivaciones laborales.

Son los principios y valores que guían nuestra conducta y las decisiones que tomamos en el ámbito profesional. Es decir, son las atribuciones que cada persona le da al trabajo y se encuentran en la base de sus creencias y esquemas mentales. Por lo tanto, son elementos muy personales y difícilmente modificables. Las motivaciones hacia el trabajo son la hoja de ruta de cualquier carrera profesional: conocerlos y aprender a identificar tus necesidades te permitirá tomar las decisiones adecuadas y saber corregir el rumbo cuando sea necesario.

Para saber qué valores de trabajo tienes y a cuáles les das preferencia, este cuestionario de autoevaulación te será muy útil. Tiene establecidos 6 valores esenciales para cualquier persona: éxito, comodidad, estatus, altruismo, seguridad y autonomía.

3. Conocimientos y competencias profesionales.

Son las capacidades que posibilitan el buen desempeño de un puesto de trabajo. Se pueden distinguir dos tipos: las competencias técnicas, (conseguidas a base de formación y experiencia) y las competencias clave (características personales que hacen destacar).

En la muy completa web Barcelona Treball encontramos numerosas herramientas y documentación sobre orientación profesional, entre ellas destacamos una aplicación de competencias clave que, además, incorpora un diccionario interactivo de las competencias más demandades. En esta aplicación interactiva (necesita unos segundos de carga para funcionar) también podemos explorar nuestras competencias analizando nuestra vida profesional.

En todos estos tipos de autoevaluación que te proponemos, se promueve el desarrollo del autoconocimiento de la persona, en el sentido de que posibilita reconocer qué aspectos, actitudes y/o competencias necesitas desarrollar y cuál es la mejor manera de hacerlo, y la autorregulación, es decir, saber qué es lo que debes trabajar y cómo hacerlo, de forma sistemática y deliberada.

Ser sincero con uno mismo

Pero conocernos a nosotros mismo no es igual que conocer a los demás. Es un proceso que necesita grandes dosis de sinceridad y de transparencia, en el que nos encontraremos algunas barreras, que debemos tener en cuenta:

  • Negar nuestros defectos y virtudes. Es una tendencia que tenemos las personas por pudor, modestia, soberbia o, simplemente, desconocimiento.
  • Es un proceso emocional que requiere tiempo. No basta con descubrir datos o características propias de una manera descriptiva y aséptica. El conocimiento de uno mismo pasa por una toma de conciencia que requiere su tiempo, reestructuración de nuestros conceptos y confrontación con la propia realidad y sentimientos.

¿Te has autoevaluado alguna vez?

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Estrategia de carrera (Duplicado)

Fotografía: Stockimages para freedigitalphotos.net

Tags:

Añadir comentario