El mejor momento para cambiar de empleo

Habitualmente hablar de cambio de empleo implica un acto voluntario. Todos a lo largo de  nuestra vida laboral hemos pensado alguna vez en dejar nuestro empleo por los más variados motivos, desde el deseo de un mejor salario a la búsqueda de nuevos retos o lo contrario, un empleo más cómodo y con menos responsabilidades que sea más fácil de conciliar con la vida personal. Sin embargo, parece que nunca es buen momento para cambiar de trabajo, sobre todo desde que comenzó la crisis.

Especialmente durante estos últimos años, el cambio del empleo suele producirse por obligación, por haber sido despedido del anterior trabajo. Las razones pueden ser diversas y no siempre vinculadas al desempeño profesional, por ejemplo una reestructuración de la plantilla, o el cierre definitivo de la empresa.

Si a la alta tasa de desempleo existente le sumamos el descenso en las ofertas de empleo (es decir, más oferta de trabajadores y menos demanda de ellos por parte de las empresas), especialmente en determinados sectores, podemos comprender por qué muchas personas resisten en su puesto de trabajo a pesar de su malestar.

Razones de peso para cambiar de trabajo

Por otro lado, cambiar de trabajo debe ser una decisión bien meditada y no fruto de un arrebato. Algunas de las razones que pueden motivarte a buscar otro empleo son:

  • Has visto vulnerados tus derechos laborales: la empresa incumple las condiciones pactadas sobre salario, horario, periodos de vacaciones, etc.
  • No tienes expectativas profesionales: buscas nuevos retos y piensas que no vas a poder seguir progresando, que no vas a aprender nada más. Quieres conseguir un ascenso, un puesto de mayor responsabilidad, pero nunca llega.
  • Estás desmotivado: la rutina suele ser una de las principales causas que provocan desmotivación. Acudir cada día a tu puesto de trabajo y realizar siempre las mismas tareas puede generar una pérdida de interés.
  • Te sientes poco valorado:  otro motivo por el que  puede que te plantees dejar tu puesto de trabajo es porque sientes que en la empresa nadie valora la labor que desarrollas.
  • Trabajas en un ambiente conflictivo: el ambiente de la empresa no es bueno debido a que hay conflictos continuos, discusiones, falta de comunicación,  de compañerismo, existe una mala relación con los superiores, etc.
  • No eres capaz de conciliar tu vida laboral con la familiar o personal: en ocasiones las necesidades cambian y se buscan unas condiciones laborales que permitan atender el trabajo sin desatender a la familia o al resto de los ámbitos de nuestra vida. Se trata de trabajar para vivir, no de vivir para trabajar. En ocasiones un horario más flexible, la posibilidad de trabajar desde casa o disponer de más tiempo son razones que pueden motivarte para cambiar de empleo.
  • Tienes problemas de salud: muchas veces es el cuerpo el que te pide un cambio. El estrés laboral es muy frecuente y en ocasiones sus síntomas pueden llegar afectar tu salud tanto física  como psíquicamente.
  • Tus ingresos son insuficientes: cada vez que llega fin de mes, ves que tu sueldo es insuficiente para el nivel de vida que te has propuesto llevar, o bien piensas que mereces  ganar más dado las labores que desempeñas. A pesar de ello en tu empresa no consigues ni un aumento de sueldo ni otros incentivos (dietas, transportes, etc.).
  • No estás de acuerdo con la política de la empresa: puede que el problema sea que discrepas con la política de la empresa o su filosofía.
  • Una situación económica negativa en tu empresa: la compañía para la que trabajas está pasando por un momento de crisis y está realizando recortes,  reestructuraciones, despidos… lo que te hace plantearte la posibilidad de cambiar de trabajo y planificar la salida.
  • Motivos geográficos y/o familiares: tu pareja ha tenido que aceptar un empleo en otra ciudad porque es muy interesante para su desarrollo profesional y te planteas la movilidad.

En ocasiones un solo motivo es suficiente para tomar la determinación de marcharse, en otras se trata más bien de un conjunto de varios. Antes de tomar una decisión apresurada y despedirte, es importante que tengas muy claro el motivo por el que quieres cambiar de empleo. Pregúntate si has hecho algo para conseguir un cambio. Muchas veces ocurre que al no reflexionar sobre el problema impide buscar una solución y se sustituye por una decisión rápida, radical y poco meditada.

TEXT - TOFU - Cambiar de trabajo

Entonces, ¿cuándo es el mejor momento para dejar tu trabajo?

La lógica dice que tu mejor momento será aquel en el que tienes claro que el cambio será positivo. Pero, ¿cómo puedes detectar que ese momento ha llegado?

Si de verdad has hecho todo lo posible por mejorar tu situación actual pero no lo has conseguido y tu frustración es tal que afecta a tu salud, es un claro indicio de que a nivel personal estás preparado para planificar tu salida.

Ahora lo que tendrás que pensar es si el contexto te acompaña o será mejor tener un poco de paciencia para preparar tus movimientos inteligentemente. Piensa en recortar algunos gastos superfluos y ahorrar algo de dinero extra por si tus planes no salen tan bien como esperabas y necesitas recurrir a él. Cambiar de trabajo no es decisión de un día, de modo que durante el tiempo que lo estás pensando, ahorra todo lo que puedas por si acaso.

Además, observa tu entorno y analiza tu situación. ¿Tu sector es de los que ha sufrido con la crisis o se mantiene estable? Mira las cifras que normalmente publican las fuentes oficiales. ¿Cuál es la demanda real de tu profesión en el mercado? Mira las ofertas de empleo que existen, el número de candidaturas que reciben (a través de los portales de empleo es muy fácil obtener esta información) y valora tus posibilidades. Obviamente, si la demanda es pequeña y el número de candidaturas alto, tus posibilidades de ser elegido por otra empresa son más escasas, ya que aumenta tu competencia. Tenlo en cuenta para calcular cuánto tiempo tardarás en conseguir un nuevo trabajo y estar preparado para afrontar esta espera.

 

Fuente imagen: Flickr/Vic




POST - TOFU - Cambiar de trabajo



Tags:

Añadir comentario