Cómo adoptar una actitud proactiva en la gestión de empresas

actitud proactiva

Tener una actitud proactiva es una condición esencial para el éxito de la gerencia de empresas. Las exigencias de los mercados aumentan cada día más y es necesario que en estos puestos haya personas no solo cualificadas técnicamente sino, además, con las habilidades necesarias para ofrecer respuestas oportunas.

TEXT - TOFU - Nuevos Retos RRHH

 

Sin embargo, la proactividad empresarial no puede ser entendida sólo como la toma de decisiones y la adopción de una actitud de espera de los momentos idóneos para aplicar modificaciones y cambios. No, es muchísimo más que eso.

 

Actitud proactiva y gestión empresarial: claves y recursos

No pocos directores de empresa o gerentes se consideran poseedores de una actitud proactiva sólo por el hecho de hacer muchísimas cosas durante su jornada habitual. Creen que cuantas más funciones ejerzan, más proactivos y productivos están siendo. Ahora bien, ¿en esto consiste realmente la proactividad?

No necesariamente. Si bien la ejecución de funciones es la columna vertebral de un cargo directivo o de gerencia, la actitud proactiva va mucho más allá y engloba, entre otros, elementos como los siguientes:

  • Pleno control de las actividades de un negocio:

Por supuesto, si hablamos de actitud proactiva en líderes o directores de empresas como tú, es lógico que lo primero sea garantizar un control pleno de las acciones que tienen lugar en tu negocio. Esto no quiere decir que puedas llegar a preverlo todo, sino más bien que sepas reaccionar con prontitud y eficacia ante cualquier novedad o circunstancia. Por el contrario, si desconocieras todo lo que ocurre en el interior de tu empresa, lo más probable es que un día te halles sentado en tu mesa de trabajo y te preguntes: ¿actitud proactiva, para qué?

  • Iniciativa:

Si existe una palabra que se asocie casi de forma natural a la proactividad, esa es la iniciativa, es decir, la capacidad de los directores o gerentes de empresa de llevar a cabo proyectos de valor. Esta cualidad tiene que ver con tomar la delantera, con estar al tanto de lo que sucede y hasta con prever los eventuales escenarios a los cuales podría enfrentarse una organización.

  • Aprendizaje continuo:

Pero ojo, no por tener un control pleno de las situaciones o por prever más o menos lo que puede ocurrir en un futuro cercano, es lógico pensar que todo está dicho o que está escrita la última palabra. No, nada de eso: la actitud proactiva propia de los gerentes también tiene como columna vertebral el aprendizaje continuo, es decir, el hecho de saber que toda circunstancia, por difícil o adversa que parezca, ofrece la posibilidad de aprender algo nuevo y de revertir los efectos de lo negativo. Este es un rasgo fundamental de la proactividad en las altas esferas.

  • Eficacia y eficiencia:

Finalmente, la actitud proactiva de los gerentes de empresa no puede entenderse sin la mezcla de estos dos elementos: el realizar las tareas oportunamente (eficacia) y el llevarlas a cabo empleando la menor cantidad de recursos que nos sea posible (eficiencia). Si a esto le agregamos la iniciativa, el control pleno de las situaciones, la capacidad de reacción y la creatividad y originalidad de las soluciones propuestas, habremos completado las características esenciales de la proactividad empresarial.

 

¿Cómo adoptar una actitud proactiva en tu rol directivo?

Esta es la pregunta que muchos directos de empresas o gerentes de negocio se hacen a diario. Sin embargo, lo primero que debemos decir es que no existe una fórmula mágica para ello ni un listado con los requisitos que, en sentido estricto, te garanticen poseer una actitud proactiva durante tu ejercicio diario.

La proactividad puede cultivarse y desarrollarse de distintas maneras, máxime cuando cada experiencia de gestión empresarial es distinta. Ahora bien, sí que conviene seguir algunas pautas mínimas que nos pueden ayudar a potenciarla. Veamos:

  • Los directores proactivos son capaces de mantener el autocontrol en sus labores cotidianas, incluso durante crisis o situaciones adversas. No se dejan llevar por los sentimientos, los impulsos o las emociones. Son personas que han aprendido a no dejarse arrastrar por los entornos y mantener la calma de cara a la toma de decisiones más oportunas.
  • Las decisiones que tomen serán, por cierto, producto de su criterio y con base en valores antes que en emociones o impulsos. Este hecho es el que les permite situarse un escalón por encima del resto de personas que les rodean, no en cuanto a jerarquías ni cargos, pero sí en lo que tiene que ver con la visión de las circunstancias y de lo positivo para los negocios.
  • Los líderes proactivos tienen clarísimo que iniciativa es sinónimo de responsabilidad. Es decir, a la hora de tomar decisiones, no sólo cuente el hecho de que las toman y las ejecutan o las delegan en otros, sino también que las asumen como propias. Vamos, que se hacen responsables de ellas y siempre van en busca de mejorar una situación.
  • La proactividad también requiere saber encontrar lo positivo en cada situación, por más adversas o difícil que ésta sea. Los líderes que asumen esta postura no solo saben asimilar los golpes propios de la gestión empresarial, sino que además renuevan sus fuerzas para volver a ponerse en pie y seguir al frente de su labor, cada vez mejor y con más herramientas.
  • El líder proactivo sabe transmitir dicha actitud a las personas que están a su alrededor. Es decir, sabe contagiar e inculcar en ellas valores propios de la proactividad, tales como la iniciativa, la flexibilidad, la habilidad para revertir efectos negativos, la motivación, la alineación de funciones, entre otros.

 

Otro elemento que conviene mencionar cuando hablamos de actitud proactiva es el de la capacidad de una respuesta oportuna e inmediata. Se trata de algo muy importante, pues de ella depende la efectividad de las acciones de quienes están al frente de la gestión de una empresa. Recuerda, la proactividad es la suma exacta y proporcionada de acción coherente y creativa con inmediatez. Y tú, ¿qué tan proactivo eres como líder?

 

POST - TOFU - Nuevos Retos RRHH

Tags:

Añadir comentario