Contrato electrónico: definición, funcionamiento y beneficios

El contrato electrónico también se denomina contrato autoejecutable, contrato digital, Smart contract, contrato inteligente y contrato de blockchain. Es un tipo de contrato que puede convertirse en códigos, almacenarse y reproducirse en un equipo informático.

Con los contratos inteligentes se puede intercambiar dinero, acciones, bienes y cualquier cosa valiosa de manera transparente sin necesitar recurrir a los servicios de un intermediario. Éste no es su único beneficio ya que, además, el contrato electrónico tiene la ventaja de que permite definir desde el momento de su creación las sanciones y reglas que rodean al acuerdo, con la garantía de que éstas se harán cumplir de manera autónoma, a diferencia de los contratos tradicionales

 

¿Qué es el contrato electrónico?

Hay muchas aplicaciones para ayudar a que las cosas funcionen mejor en un sector financiero y el contrato inteligente es una de ellas.

Un contrato inteligente es un pequeño script de software que describe la relación de los usuarios. De hecho, es similar a los contratos legales habituales a los que estamos acostumbrados a ver, aunque con algunas diferencias que tienen su base en el algoritmo que se almacena en blockchain e inicia acciones bajo ciertas reglas preestablecidas

 

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

El principio que rige el contrato electrónico es similar al que regula el funcionamiento de las máquinas expendedoras. Así, el Smart contract solo responde a las instrucciones que se le han dado, en forma de activos codificados y los términos del contrato, que, generalmente, se almacenan en blockchain.

 

TEXT - TOFU - Transformación Digital

 

Entre los nodos de la plataforma, el contrato se distribuye y copia varias veces, lo que permitirá al programa verificar automáticamente la implementación de los compromisos acordados por las partes firmantes.

Para hacer cumplir el contrato electrónico primero se necesita definir el objeto del contrato, ya que el programa debe tener acceso a bienes o servicios para bloquearlos y desbloquearlos automáticamente. Además, en un contrato inteligente interviene la firma digital, que se aporta en señal de aceptación de los términos y condiciones pactados, que toman la forma de una secuencia exacta de operaciones, a modo de instrucciones que deberán cumplirse para accionar el contrato.

 

¿Cuáles son las ventajas del contrato electrónico?

Los contratos inteligentes están ganando en popularidad, tanto en el sector privado como en el público. Algunos de los beneficios de usar el contrato electrónico son:

  1. Confianza. Nadie puede apropiarse indebidamente de la documentación, ya que los contratos inteligentes están encriptados y almacenados de forma segura en un libro mayor compartido. Además, no es preciso confiar en nadie para realizar transacciones exitosas, puesto que todo lo relacionado con la transacción será manejado por un sistema imparcial que reemplaza la confianza.
  2. Autonomía. Con contratos inteligentes, no habrá necesidad de intermediarios. Esto les da a las partes un control absoluto sobre el acuerdo.
  3. Ahorro. Los facilitadores no son necesarios con el contrato electrónico, por lo que se produce un ahorro considerable en las tarifas.
  4. Seguridad. El entorno para los Smart contracts está protegido por una criptografía compleja que mantiene a salvo los documentos.
  5. Eficiencia. Los contratos inteligentes no ahorran tiempo, pero logran que se complete el trabajo de manera efectiva, eliminando la posibilidad de errores.

 

Sin embargo, los contratos inteligentes no son perfectos, implican algunas desventajas, como las relacionadas con el factor humano, que puede conllevar errores en el desarrollo del código, que pueden ser costosos para los usuarios y suponer una vulnerabilidad que los hackers podrían aprovechar para atacar; la incertidumbre legal debida a la falta de regulación específica o los costes de implementación asociados, ya que el contrato electrónico no puede realizarse sin programación y eso implica la necesidad de contar con un programador experimentado para realizar contratos inteligentes a prueba de fallas y adaptar la estructura interna de la empresa para la tecnología Blockchain.

Créditos fotográficos: Melpomenem

POST - TOFU - Transformación Digital


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario