Contratar gestoría laboral: 2 retos a superar

La gestoría laboral es un aliado en la externalización de procesos de negocios. El outsourcing en este área se centra en algunas de las funciones que normalmente se han realizado o administrado a través del departamento de recursos humanos de una empresa.

Pese a que tomar la decisión de contratar los servicios de una gestoría laboral implica disfrutar de ventajas como la actualización, también supone enfrentarse a importantes retos, como los que veremos a continuación.

 

Gestoría laboral: desafíos a tener en cuenta antes de contratarla

Las tareas que se llevan a cabo por parte de la gestoría laboral liberan a la función de recursos humanos de la empresa de un tiempo muy valioso que podrá dedicar a cuestiones más relevantes, estratégicamente hablando, como pueden ser:

  • El diseño de planes de carrera.
  • La definición de políticas de reclutamiento.
  • El establecimiento de una estrategia de retención de talento.
  • La planificación de los programas de formación, capacitación y reciclaje de los empleados.

 

TEXT - TOFU - 10 herramientas gestión financiera eficaz

 

A primera vista, todo parecen ventajas. Sin embargo, antes de dar el paso y contratar a una gestoría laboral, hay que considerar algunos de los problemas que pueden tenerse que abordar en relación con la externalización de ciertas funciones de recursos humanos.

Estas cuestiones plantean desafíos de dos tipos:

  1. Las cuestiones contractuales generalmente se abordan en el propio acuerdo, durante el proceso de negociación previo a la firma. La clave del éxito de cualquier tipo de acuerdo de subcontratación es establecer un proceso de revisión para obtener una comprensión profunda de las tareas o funciones que están dentro del alcance de la gestoría laboral. A veces, la revisión conducirá a una expansión o contracción del alcance, pero, en cualquier caso, siempre permitirá a las partes incluir en sus requisitos lo que se necesita y los estándares deseados para alcanzar esas metas.
  2. Los problemas de cumplimiento tienen mucho que ver con la naturaleza fuertemente regulada de la materia a tratar. Existe una forma de evitar, o al menos minimizar, el impacto de este tipo de cuestiones, que es mediante una comprensión detallada de las responsabilidades de la empresa subcontratada, donde se especifiquen las áreas funcionales de las que deberán encargarse en virtud del acuerdo; una de las cuales debería ser mantener a la empresa al día en lo relativo a los cambios legislativos y promover sus actuaciones en línea con los preceptos establecidos por la normativa vigente. No hay que olvidar que, cuando se recurre a una gestoría laboral, las empresas buscan aplicar las mejores prácticas de la industria y beneficiarse de la experiencia y conocimiento del proveedor de servicios.

 

Un acuerdo con una gestoría laboral implica confiar a un equipo externo a la empresa la gestión y el procesamiento de documentos en relación con las personas que forman parte de la organización, por lo que evitar los problemas que puedan surgir es de gran importancia para el futuro de la organización, sus resultados, reputación e imagen.

¿Pensando en contratar los servicios de una gestoría laboral? ¿Cuentas con profesionales en plantilla con suficientes conocimientos en materia de altas y bajas en la Seguridad Social, nóminas y seguros sociales, elaboración de contratos, tramitación de expedientes y asesoramiento en materia laboral?

 

Créditos fotográficos: George Rudy

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario