¿Cómo son las organizaciones híbridas?

organizaciones híbridas

En el campo empresarial no existen los modelos de gestión puros. Es decir, ninguna empresa sigue estrictamente las características de una determinada forma de entender su funcionamiento interno. Por el contrario, adoptan elementos de varios modelos y los acoplan a sus necesidades y posibilidades.

Por ello, lo que define la deriva empresarial de un negocio no es tanto su forma de gestión, sino más bien los objetivos generales que se haya trazado.

Hay organizaciones (la inmensa mayoría) cuyo principal interés son los beneficios que se deriven de su actividad económica. Sin embargo, otras dejan esto en un segundo plano, pues su modelo de empresa las define como sin ánimo de lucro. Y, finalmente, existe una vía intermedia: las organizaciones híbridas.

 

TEXT - TOFU - Tipos de empersa

 

 

Organizaciones híbridas. ¿De qué estamos habland0?

Las organizaciones híbridas son todas aquellas que combinan el factor social de las empresas del tercer sector con la lógica comercial de las empresas tradicionales. Es decir, buscan una vía intermedia entre los dos modelos.

A decir verdad, no es una alternativa del todo novedosa. Un buen número de empresas tradicionales han incorporado con los años proyectos e iniciativas de tipo filantrópico, sobre todo en aquellos entornos en los que tienen alguna incidencia.

Del mismo modo, muchas ONG o entidades sin ánimo de lucro han buscado nuevos recursos de financiación que les permitan dejar de depender de las donaciones que realizan particulares, entidades y terceros agentes.

La novedad parece estar en que las organizaciones híbridas no dan prioridad a uno de los modelos. Todo lo contrario, buscan el equilibrio entre ambos para que tanto lo social-filantrópico como lo comercial-tradicional tengan la misma importancia en el grueso de las operaciones corporativas.

 

Principales ventajas de las organizaciones híbridas

El modelo de las organizaciones híbridas supone algunas ventajas frente a los modelos tradiciones de gestión empresarial. Repasemos algunos:

  • Fortalece el compromiso social de las empresas, pues muchas de ellas juegan importantes papeles en el desarrollo social, cultural y económico de las regiones o zonas donde operan. Esto es lo que en términos corporativos se suele llamar Responsabilidad Social Corporativa.
  • Impulsa prácticas positivas para el medioambiente. No sólo se trata de destinar una proporción de los beneficios a la inversión social, sino también a las prácticas que ayuden a conservar los entornos y respeten el medioambiente. Esto es fundamental, pues muchas compañías son, a día de hoy, las principales causantes de la contaminación y la emisión de gases.
  • Es una fuente de innovación permanente. Al focalizar sus acciones en los dos frentes, las organizaciones híbridas siempre están en la búsqueda de nuevas formas de relacionarse con su entorno. Es apenas lógico que en su interior se creen más estrategias que si solo se pusiera el énfasis en solo uno de los dos enfoques. Hibridación también es innovación.
  • Aumenta el prestigio de las organizaciones. Los consumidores y clientes suelen valorar positivamente aquellas empresas que se preocupan de lo que ocurre en su entorno y proponen soluciones. Mantener ese equilibrio entre lo social y lo comercial mejora la imagen de las marcas de cara al exterior y, a largo plazo, puede convertirse en una ventaja competitiva.

 

Aun así, las organizaciones híbridas también suponen retos que sus responsables deben sortear para que el modelo no deje de ser sostenible. La estructura, la búsqueda de recursos y el cambio en el perfil de los clientes son algunos de ellos.

 

POST - TOFU - Tipos de empresa
Tags:

Añadir comentario