Claves para entender la figura del manager coach

Perfil del manager coach

Es un director de orquesta, piloto de barco, capitán de equipo, maestro, modelo a seguir, instructor, facilitador y felicitador, iniciador y mediador. El manager coach es el creador de una nueva cultura empresarial. De modo que, si hasta ahora las relaciones a nivel interno respondían al control, orden, unidireccionalidad y obediencia, con esta nueva forma de ver y entender el mundo de los negocios, la base es el empoderamiento (empowerment), la transparencia, el respeto mutuo y la retoalimentación positiva.

Apréndelo todo sobre la inteligencia emocional y como aplicarla en nuestra guía: 3 actividades que puedes comenzar hoy mismo para desarrollar tu Inteligencia Emocional

Es la era de la fusión del coaching y del management tradicional. Un nuevo escenario para el liderazgo empresarial y el desarrollo profesional acuñado ya por muchas empresas y organizaciones de todo tipo que supone un cambio de actitud, una nueva “manera de ser”, de pensar y de observar. Para muchos expertos, es el camino que marca la diferencia entre un manager y un manager extraordinario. ¿Por qué?

  • Los manager dirigen y controlan el trabajo para obtener resultados predecibles. El manager coach delega responsabilidades y empodera a sus colaboradores para obtener resultados sin precedentes.
  • Los manager crecen con su autoridad; los manager coach crecen a medida que son aceptados, comprendidos y seguidos por los equipos de trabajo.
  • Un manager lidera un equipo mientras que un manager coach además busca oportunidades para que otros lideren sus equipos.
  • Los manager defienden contra viento y marea la cultura empresarial existente.  Los manager coach crean una nueva cultura organizacional.
  • El manager controla la puntualidad, asistencia y eficiencia en el trabajo. El manager coach no controla; guía a los equipos para alcanzar el máximo nivel de productividad y motivación  en el mejor ambiente laboral. En definitiva, escucha, involucra, comparte y aprueba.

Tomando como referencia la obra de Heskett y Sasser “The Service Profit Chain”, la ventaja competitiva más relevante en las compañías actuales es su capacidad para establecer un ambiente atractivo para seducir, valorar y retener al talento. En este mismo sentido, Bill Gates afirma que todos necesitamos de un coach, con independencia de qué hacemos o a qué nos dedicamos. Parece innegable que lejos de ser una moda pasajera, el coaching ha calado en distintos ámbitos -no solo deportivo, sino también personal, laboral o artístico- y se configura ya como un imperativo para aquellas empresas que quieran alcanzar la excelencia.

Consejos para ser un buen manager coach

Las empresas que cuentan con un directivo coach obtienen mejores resultados a través de cada una de las personas que la integran, porque cada una de ellas suma al proyecto y porque todas comparten los mismos valores. Ser manager coach no significa perder la dimensión ni el rumbo de la empresa, sino todo lo contrario, se traduce en promover la mejora continua. ¡Tu puedes! Te damos algunas ideas prácticas para conseguirlo:

  1. Seguramente has oído hablar del “Principio de Pareto”: practica la regla del 20/80. Habla un 20 % del tiempo y deja que los colaboradores lo hagan el 80 % restante. Añadirás un extra de motivación al trabajo.
  2. Dedica un parte de tu tiempo a observar y ver cómo se trabaja en tu empresa y, sobre todo, a escuchar a las personas que trabajan en ella. Los expertos indican que todos los grandes coaches han sido grandes escuchadores. La idea es proponer nuevas responsabilidades y métodos de trabajo y esperar a tener el feedback del equipo.
  3. Apúntate a la comunicación proactiva. No se trata de romper la relación de respeto mutuo ni de ser “amigo” de los empleados sino de fomentar lazos de confianza y honestidad que hagan que los empleados se sientan importantes y parte de la empresa.
  4. Respeta y gestiona la diversidad. En ella encontrarás nuevas oportunidades de desarrollo de negocio.
  5. Comparte buenas y malas noticias. Si hay transparencia informativa, los empleados acrecentarán su sentimiento de pertenencia y sentirán mayor responsabilidad para cumplir con sus objetivos.
  6. Abre tu mente a nuevas ideas y proyectos. No está reñido con que el manager coach tenga que tener la última palabra; sigue siendo el líder del equipo. Para ello, es necesario detectar el talento y asignar responsabilidades por departamentos.

 

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Tags:

Añadir comentario