Cinco razones por las cuales especializarse

especializarse

Hoy día muchas personas dudan si especializarse o no con un máster o posgrado. Por un lado, tiene claro que es una forma de relanzar su perfil en el sector profesional; sin embargo, por otro no tienen tan claro que esto pueda ayudarles realmente a obtener un mejor cargo o a aspirar a un salario más alto.

En la práctica apreciamos no pocos casos de profesionales que, habiendo cursado un programa de altos estudios durante varios años, no han logrado relanzar su perfil ni posicionarse mejor en su especialidad.

De ahí que se pregunten, en una coyuntura en la que los títulos han dejado de ser un  requisito imprescindible para emprender negocios de éxito, si realmente vale la pena  invertir tiempo, dinero y esfuerzo en especializarse.

 

TEXT - TOFU - Aumento de sueldo

 

 

Ventajas de especializarse:  5 razones para hacerlo

Sí, es verdad que ya no necesitas un título ni una especialización para emprender un negocio y obtener ganancias. Puedes hacer incluso sin haber ido nunca a una escuela de negocios. Sin embargo, eso no significa que el hecho de especializarse en algo haya pasado de moda. Todo lo contrario, ¡está más vigente que nunca!

El mercado laboral de nuestros días se caracteriza por la alta competitividad, algo que por lo general se adquiere con herramientas propias de los altos estudios o máster. Es importante diferenciarnos de los demás para poder aspirar a otras opciones laborales.

Imagina una carrera en la que dos corredores tienen unas zapatillas normales y otro corredor lleva unas aerodinámicas. ¿Quién tiene más opciones de llegar el primero a la línea de meta? Sí, el tercer corredor. En este ejemplo, las zapatillas aerodinámicas son como el máster o la especialización en cualquier campo profesional.

Pero vayamos al fondo del asunto. ¿Cuáles crees que son las principales razones por las que especializarse sigue siendo una práctica tan vigente en nuestros días? Aquí te presentamos algunas de las más significativas:

1) Encontrar un mejor empleo:

Las posibilidades de encontrar un mejor empleo aumentan cuando estudiamos un máster o una especialización. Tu currículum se vuelve más atractivo tanto para tu propia empresa como para otras del mismo sector.

2) Adquirir nuevos conocimientos:

Uno de los requisitos del siglo en el que no encontramos es la actualización. Los procesos van tan deprisa, que lo que ahora consideramos vigente quizá mañana se haya quedado obsoleto. Algo así pasa con los conocimientos: es importante actualizarlos para poder estar a la altura de los nuevos retos laborales.

3) Aumentar tus contactos:

Además de los méritos, en el mundo laboral importan los contactos. Cada nueva persona que conozcamos puede ser una puerta a nuevas opciones profesionales. Los programas de máster y los altos estudios en general son espacios propicios para añadir nuevos contacto a nuestra agenda personal. Y lo mejor de todo: ¡son personas con intereses y perspectivas similares!

4) Diferenciación de tu perfil:

En el escenario actual, casi todo el mundo ha estudiado una carrera o un grado técnico. La competencia es permanente. Por ello, ¿qué mejor que diferenciarse de los demás estudiando algo que nos permita diferenciarnos?

5) Estudiar en el extranjero:

Cuando la oportunidad de hacer un máster supone salir del país, los beneficios aumentan. No sólo crecerás como persona al conocer nuevas culturas y formas de entender la realidad; también aprenderás idiomas y, quizá, podrás optar a oportunidades laborales que no habías contemplado.

No lo pienses más: especializarse sigue siendo la mejor opción si tu objetivo es una carrera profesional de largo alcance. ¡Es hora de que marques la diferencia!

 

POST - TOFU - Aumento de Sueldo
Tags:

Añadir comentario