El desarrollo activo del paypal casino online lleva a preguntas lógicas sobre los casinos en línea, ¿qué son y de dónde vienen en primer lugar? ¿Qué tan justo puede ser el juego en tales clubes? ¿Es legal y no es un pecado apostar a través de sitios virtuales? Las respuestas a estas preguntas pueden obtenerse de varias maneras: aprendiendo de la experiencia, o leyendo las reseñas, artículos de revisión y materiales adicionales. Una mezcla de los dos métodos funciona mejor, permitiendo que la teoría y la práctica se unan. Averiguando qué es un casino online, muchos creen que apareció al mismo tiempo que la web global estaba penetrando activamente en la vida de las personas. De hecho, los primeros clubes en línea no aparecieron inmediatamente, sino años después. Y el catalizador de este proceso fue la adopción de una ley especial en Antigua, que proporcionó una licencia para el despliegue de actividades de juego en línea. Al mismo tiempo, en 1994, aparecieron los primeros portales virtuales, que empezaron a promover una nueva generación de máquinas tragaperras.

Big Data Máster: la ciencia de datos y las mujeres

Un Big Data máster se plantea como el camino formativo más adecuado para las personas con aptitudes y pasión por las matemáticas, la lógica y la investigación. Sean hombres o mujeres, la carrera científica parece ser una buena opción al ofrecer la posibilidad de llevar a cabo un trabajo significativo con alta visibilidad y buena compensación salarial. Las perspectivas de carrera son prometedoras y las condiciones favorables, sobre todo si se tiene en cuenta que, en este tipo de trabajos el equilibrio entre la vida laboral y familiar está garantizado.

Sin embargo, a pesar de todas estas ventajas, las mujeres todavía están poco representadas. Hacen falta más data scientist femeninas y tú puedes ser una de las que ayuden a cerrar esta brecha de género. ¿Te habías planteado cursar un Big Data máster?

 

Big Data máster: el principio de una gran revolución

Aunque las mujeres constituyen la mitad de la población mundial, su representatividad en campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas no llega al 50%. Se trata de una realidad frustrante para muchas empresas y organizaciones, pero aún más para las mujeres.

En los últimos años, los líderes mundiales en tecnología han realizado importantes inversiones en iniciativas para respaldar una rica combinación de perspectivas de género que pueden ayudar a impulsar la innovación y servir mejor a los clientes. Tales esfuerzos incluyen:

  • Compromisos para colocar a las mujeres en el 25% de todos los roles de liderazgo.
  • Aceleración de la excelencia en el liderazgo y certificación de dividendos económicos para la igualdad de género.
  • Iniciativas de comunidades, como Girls Who Code, Girl Smarts, TechGirlz o el Centro Europeo para Mujeres y Tecnología, que brindan una oportunidad para empoderar a millones de mujeres para que exploren su talento en estos campos, siempre que cuenten con una formación adecuada, como puede ser un Big Data máster.

 

Al ofrecer oportunidades para aumentar el conjunto de habilidades a través de la educación y el desarrollo profesional, las empresas están invirtiendo sabiamente en el poder de la diversidad para impulsar la innovación y el crecimiento de los ingresos a través de la ciencia de datos.

Este tipo de acciones van mucho más allá de la formación, y no se limitan a enseñar a codificar o abrir nuevas puertas para el crecimiento profesional, sino que tienen un propósito más elevado: dar forma a la próxima revolución digital.

A lo largo de los años, una creciente población de mujeres ha adquirido los medios económicos, la educación y la aceptación social necesarios para enfrentarse a este desafío. Si esta tendencia continúa, la conversación en torno a la igualdad de género en campos relacionados con las profesiones científicas en general, y la ciencia de datos en particular, podría desplazarse de la brecha entre hombres y mujeres en el trabajo para centrarse en la innovación tecnológica exclusivamente.

Quizás esto suceda en los próximos cinco a 10 años, pero, desafortunadamente, todavía no hemos llegado a ese punto. A menos que se realicen cambios en el sistema social actual, la situación no cambiará de manera orgánica.

 

La importancia del compromiso de la comunidad científica

Uno de los pasos clave para motivar a las mujeres de todas las edades para que contribuyan activamente a la ciencia es participar en discusiones significativas y de apoyo sobre las mejores prácticas, los éxitos y los fracasos. También es importante tener la oportunidad de conectarse con mentores y colaboradores potenciales. En esencia, las mujeres aprenden mejor a través de una comunidad, algo que pueden encontrar en la Universidad donde se especialicen, por ejemplo, con un Big Data máster.

Las estadísticas que publica Dataversity confirman que, hoy día, las mujeres solo ocupan alrededor del 15 por ciento de los roles de científico de datos, aunque algunas investigaciones muestran que los totales podrían llegar a ser aproximadamente un 10 por ciento más altos en algunos lugares (Betterbuys).

Todavía hay un largo camino por recorrer antes de que la representación de género se iguale, pero hay esperanza. El primer paso es estar preparadas. ¿Ya sabes dónde cursar tu Big Data máster?

 

Créditos fotográficos: metamorworks

 

POST - BOFU - Big Data & Analytics


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario