Si tu objetivo es medir las existencias de las que dispone tu empresa, entonces debes poner en práctica el concepto de coste medio ponderado, un valor que básicamente relaciona las existencias iniciales en un período determinado y las entradas ponderadas según sus cantidades. ¿Quieres saber más sobre ello?

 

Precio medio ponderado: elementos y fórmula de cálculo

El precio medio ponderado es un concepto que relaciona los costes totales que implica adquirir o llevar a cabo la producción de ciertos bienes, mercancías o artículos y sus cantidades iniciales en mismo plazo.

La valoración que se obtiene de esta relación es homogénea y es un recurso bastante útil para aquellas empresas que carecen de un criterio concreto a la hora de dar salida a las existencias que se encuentran en su almacén. O dicho de otro modo, aquellas en las que no importa cuándo sale o ingresa un producto.

 

TEXT - TOFU .Herramientas Gestion Financiera

 

El Plan General Contable vigente en España, texto por el que se rige la actividad de las empresas en nuestro país, señala la necesidad de un modelo para el cálculo del precio medio ponderado a través de mediciones contables, es decir, con bienes que no permitan medir su precio de adquisición o el coste de producción de manera individual.

Con todos estos elementos sobre la mesa, conviene mirar la fórmula de cálculo de este importante valor sobre las existencias que se encuentran en la fase de almacenamiento:

PMP: (ZPi x Qi) / Zqi

Expresada esta relación, es oportuno definir ahora los distintos elementos que forman parte de ella, que en este caso son tres:

ZPi:    suma del precio de cada bien

Qi:      cantidad de bienes comprados

ZQi:    cantidad total de bienes

 

Ejemplo del coste medio ponderado aplicado a una empresa

Para precisar aún más el concepto de coste medio ponderado, te invitamos ahora a mirar de cerca un ejemplo que te permita visualizar sus características e implicaciones.

Imagina que tienes una tienda de ropa con denominación de origen y que ocupa un lugar medio en su mercado. No es la marca más demandada por los consumidores, pero tampoco pasas desapercibida: saben quién eres y qué ofreces en comparación con el resto de tiendas y competidores en el sector.

En tu almacén tienes 100 camisas de la última colección diseñada para este año, cada una de las cuales tiene un precio de 50€. Sin embargo, para ofrecer mayor variedad a los clientes, adquieres 25 camisas más de un proveedor que te cobra 10€ por cada una.

Tras esta operación, tu tienda tiene ahora 120 camisas (100 de ellas fabricadas por ti mismo y 25 provenientes un tercero), lo cual supone que el precio de valoración no será ninguno de los los expuestos al inicio del caso.

El precio de valoración será la media ponderada de ellos, que se calcula a través de la fórmula antes mencionada. En esto consiste realmente el coste medio ponderado.

 

POST - TOFU - Herramientas Gestion Financiera