El Role Playing es una de las dinámicas de grupos más conocidas e implementadas en el mundo empresarial. Se le conoce también como técnica de dramatización, de simulación o de asunción de roles. ¿La has practicado alguna vez?

Su principal valor no sólo está en la dramatización o simulación en sí misma, sino sobre todo en la reacción que genera en determinados escenarios. Es decir, es un recurso para extraer información tanto sobre quienes asumen los roles como de aquellos que los contemplan y actúan de distintas maneras.

 

¿Cuál es la dinámica de la técnica de Role Playing?

En el terreno empresarial, el Role Playing ha sido implementado exitosamente en procesos de integración empresarial, refuerzo del trabajo en equipo, consolidación de criterios e, incluso, en procesos de reclutamiento o selección de personal.

TEXT - TOFU - Casos Éxito Emprendimiento

 

Aunque cada caso es distinto y en ellos se incluyen las herramientas más idóneas para la consecución de objetivos concretos, en términos generales se puede describir como una técnica en la que es necesario seguir pasos como:

  1. Representar una situación de tal forma que parezca real y que ayude a ilustrar los valores, ideas o percepciones que se quieran poner en común con los miembros de un grupo de trabajo.
  2. Se abre espacio para las opiniones, los comentarios, las apreciaciones, las recomendaciones y sugerencias que puedan surgir entre las personas que han apreciado la situación simulada e incluso entre quienes han representado los roles en la escena elegida.
  3. Sacar conclusiones de la situación retratada, aunque en este caso tratando de vincularla a los objetivos del grupo. Es decir, se trata de aplicar lo simulado en el día a día de cada persona o profesional.

 

Role Playing: entrevistas y procesos de selección

Pese a que los usos del Role Playing son diversos, en el plano empresarial existe una clara preferencia de aplicar esta metodología en procesos de reclutamiento o selección de personal. La razón parece evidente: se trata de una fuente útil de información sobre el perfil de los candidatos que pretender ocupar un cargo específico.

En este caso, la prioridad es analizar las actitudes o reacciones que asuma el candidato ante las situaciones representadas. Para ello, los responsables del Role Playing deben tener en cuenta consideraciones como:

  • La situación puede ser representada por los propios candidatos o por los responsables del proceso de selección. Sin embargo, la primera opción supone una fuente de información mucho más rica.
  • Antes de representar la situación, el personal de Recursos Humanos debe pensar qué cualidades o habilidades quiere encontrar en los candidatos al cargo. De esta manera tendrán un criterio claro para evaluar las reacciones.
  • El éxito de esta dinámica radica en la participación de los candidatos, bien sea con la asunción de roles o como espectadores.
  • En términos logísticos, es necesario preparar un espacio idóneo para el Role Playing. Si los grupos son de más de 10 personas, se recomienda que se formen grupos en los que se represente la situación.

 

Lo más habitual es que una situación de Role Playing represente conflictos propios del ejercicio laboral o profesional, dilemas o escenarios críticos en los que se pone a prueba las habilidades de las personas. ¿Te animarías a probarlo?

 

POST - TOFU - Casos de éxito emprendimiento