Requisitos para importar y exportar productos con éxito

Hay empresas que están obteniendo óptimos resultados, tienen un buen producto y una base de clientes que crece sin cesar. Con estas perspectivas, se podría pensar que quizá es el momento de abrirse a otros mercados; sin embargo, es ahora cuando surgen muchas dudas. ¿Sería rentable para el negocio? ¿Qué infraestructuras necesito? Y sobre todo, ¿qué requisitos legales tengo que cumplir?

importar exportar

En primer lugar, hay que tener claro que la importación y la exportación, en la legislación española, se refiere a la compra y venta de productos fuera de la Unión Europa. A los negocios entre países miembros se les denomina expedición o introducción.

Según la normativa vigente, para poder importar o exportar productos es necesario, tal y como señala el Ministerio de Economía y Competitividad, “estar inscrito en el Registro Especial de Operadores de Comercio Exterior (REOCE) del Ministerio de Economía y Competitividad con el fin de poder solicitar autorización para las operaciones de exportación e importación (…) de los materiales, productos y tecnologías a las que se refiere el Real Decreto 679/2014 de 1 de agosto. Para ello hay que tener en cuenta si se trata de un particular (persona física) o de una empresa (persona jurídica)”.

 

Importar y exportar productos con éxito

Cumplir con la legalidad vigente para poder importar y exportar productos es el primer paso indispensable para comenzar con la compra y venta de productos fuera de la Unión Europea. Sin embargo, para importar y exportar con éxito hay que cumplir con otra serie de requisitos.

 

Requisitos para importar con éxito:

  • Recaba toda la información posible acerca de la empresa y el producto que vas a importar. También es muy importante que sepas si el producto que vas a importar está homologado para su uso en tu país y, en caso negativo, cuáles son los trámites necesarios para regularlo.
  • Documentación adicional: Infórmate sobre si el producto que vas a importar necesita algún tipo de documentación adicional (suele ocurrir en los países con unas barreras mercantiles más férreas, caso de China) ya que en caso de no poseerla no se permitirá su entrada al país.
  • Contar con un agente de aduanas: Es imprescindible contar con un agente de aduanas en los puertos de acceso más importantes para garantizar la seguridad y eficacia en la presentación y declaración de los productos importados. Es recomendable que el agente de aduanas tenga información previa acerca de la mercancía que va a recibir: país de origen, tipo de mercancía, volumen, etc.
  • Vender antes de importar más: Es un consejo básico, no tiene sentido seguir importando unidades de un determinado producto si no se le consigue dar la salida prevista a lo que ya hemos comprado.
  • Importar el producto correcto: Por poner un ejemplo, es un error acudir al mercado chino para importar teléfonos móviles de marcas occidentales, ya que éstas serán más caras. En este caso, lo que te conviene es importar teléfonos móviles chinos.
  • Cuidado con importar online: Actualmente existen numerosos marketplaces que te permiten importar desde otros países, como por ejemplo Alibaba. Es una opción viable, pero las particularidades del medio online obligan a tomar una serie de preocupaciones extra. Recela de las empresas con datos poco fiables o que obliguen a pagar por métodos poco convencionales, sospecha de los precios demasiado bajos y desconfía de las muestras de productos (podrían funcionar como “gancho”, es decir, la calidad de la muestra es superior a la del producto final).

 

Requisitos para exportar con éxito:

  • Estudio del mercado: Es imprescindible para saber la situación económica general del país, los sectores que más crecen o la competencia existente. En definitiva, es básico para saber si se trata de un mercado atractivo.
  • Estudio del cliente: Al exportar nuestros productos a otros países y culturas es necesario tener un conocimiento amplio sobre su desarrollo social o su nivel cultural y económico. Asimismo, también es básico saber cuáles son sus hábitos de consumo y, por qué no, sus miedos, anhelos o valores ideológicos.
  • Añadir valor al producto: El producto es lo básico, y debe diferenciarse de la competencia. Hay que presentarlo de forma original, cuidada, que parezca una novedad aunque sea un “más de lo mismo”.
  • Marketing adecuado: Los esfuerzos de las estrategias de marketing deben dirigirse a impactar eficazmente a los clientes potenciales. Lo ideal sería conseguir una campaña con la suficiente capacidad viral como para poder ser puesta en marcha en diferentes mercados, con pequeñas variaciones para adaptarse a cada país o cultura.
  • Establecer una infraestructura: Antes de iniciar las exportaciones es necesario tenerlo todo bien atado en lo referente a socios y marcas, canales de distribución y logística, consultoría y seguridad, etc.
  • Vender antes de producir más: Uno de los errores más comunes es exportar un volumen de producto que supera las previsiones de la demanda. Hay que limitar la cantidad de existencias en stock, vendiendo (y cobrando) antes de la producción y exportación.

 

Post relacionados:


POST - TOFU - Estrategia Internacional - Duplicado

Tags:

Añadir comentario