Las formas cuentan

Por fin tienes una oferta sobre la mesa. Un nuevo futuro laboral te está esperando. Llega el momento de la verdad. Es hora de comunicar en tu empresa tu decisión de marcharte.

El objetivo es salir de la empresa de manera amistosa. La vida da muchas vueltas y no sabes si algún día puedes necesitar volver. Es mejor dejar la puerta abierta. Además, puede que en un futuro necesites una carta de recomendación o referencias.

Las formas cuentan y mucho. No puedes lanzar la noticia de tu marcha sin más y esperar que no haya consecuencias. Si deseas hacer las cosas bien, has de seguir un procedimiento.

En primer lugar, intenta marcharte en un buen momento. En todas las empresas hay momentos en los que la carga de trabajo es mayor y épocas en que desciende. Aunque es algo que no depende sólo de ti, puedes comenzar a buscar trabajo en los momentos de menor actividad de la empresa.

La comunicación

La primera persona que debe enterarse de tu marcha es tu jefe. Debes comunicárselo personalmente y cumpliendo con el tiempo mínimo establecido para avisarle.

Prepara con antelación lo que le vas a decir. Ponte en situación e imagina cómo puede transcurrir la conversación. Puede que te pida explicaciones sobre tu marcha o que te haga una contraoferta, deberás estar preparado para saber qué contestarle.

La carta de dimisión

No olvides presentar tu carta de dimisión. Ésta debe ser escueta y mostrar tus intenciones, sin dar excesivas explicaciones de los motivos por los que has decidido renunciar. Redáctala en un tono neutro, que no te comprometa. Puedes inspirarte en ejemplos obtenidos a través de páginas web especializadas en recursos humanos.

En ella deben aparecer los siguientes datos:

  • Tu nombre y apellidos.
  • La fecha en la que se presenta la carta.
  • La fecha en la que darás de baja en la empresa. Intenta cumplir con el tiempo mínimo establecido en el contrato o convenio.
  • La firma tanto del trabajador como de la empresa.

En el momento de presentar tu renuncia, lleva dos cartas, una para ti y otra para la empresa. Este documento servirá para acreditar tu voluntad de extinguir el contrato y de verificar que se ha cumplido con el tiempo de preaviso establecido.

TEXT - TOFU - Cambiar de trabajo

Los últimos días

Aunque hayas presentado tu carta de dimisión, recuerda no bajar tu rendimiento. Has de continuar como siempre. Si tienes proyectos pendientes para finalizar o trabajo atrasado, intenta finalizarlo a tiempo y marcharte de la empresa sin dejar cabos sueltos. Tanto la empresa como tus compañeros te lo agradecerán.

Si tienes la posibilidad, ofrécete a formar a tu sustituto. Informarle de sus funciones, los  proyectos abiertos, las tareas pendientes y la forma más adecuada para realizarlas. Es otro gesto que la empresa te agradecerá.

No te dejes llevar tus emociones. Por mucho que desees tu salida y tus motivos estén justificados, evita caer en la tentación de realizar críticas poco constructivas. Has de tener cuidado de lo que dices y como lo dices. En ocasiones un simple comentario puede cerrarte las puertas de golpe. Por eso, recuerda mantener la sangre fría y actuar con cautela.

No olvides despedirte de todos tus compañeros y de tus superiores. Intenta mantener el contacto con ellos, bien de manera personal o a través de las redes sociales.

 

Fuente imagen: Flickr/Tulane Public Relations




POST - TOFU - Cambiar de trabajo



Tags:

Añadir comentario