Job shadowing: definición y beneficios

Aprender en un aula es genial y todo eso, pero no es la única forma de adquirir conocimientos. De hecho, los estudios muestran que el aprendizaje práctico ayuda a los estudiantes a retener conceptos y obtener mejores calificaciones. Aquí es donde interviene el job shadowing.

Muchos centros educativos han comenzado a implementar más y más programas de aprendizaje en la vida real, desde el aula de ciencias hasta iniciativas de desarrollo profesional. Uno de ellos es el seguimiento laboral, que puede ayudar a los estudiantes a descubrir nuevas carreras y decidir cuál seguir.

¿Qué es job shadowing?

La observación o seguimiento del trabajo, que es como se conoce en nuestro idioma al job shadowing, es una experiencia a corto plazo en la que un estudiante de secundaria o universitario sigue y observa a un trabajador en un entorno profesional.

TEXT - TOFU - Nuevos Retos RRHH

En esencia, cuando participa en uno de estos programas, permanece a la “sombra” de un empleado, va a donde él va y hace lo mismo que él a lo largo del día. De esta forma, puede ver exactamente lo que hacen ciertos profesionales durante todo el día.

A medida que se avanza en un programa de observación laboral, el estudiante gana en comprensión sobre esa carrera profesional. Este aprendizaje en la vida real le sitúa en un entorno laboral específico. Allí, no solo observa las principales tareas del día a día, sino que también puede descubrir matices que no había considerado.

¿Para qué sirve el job shadowing?

Cuando se sigue a un profesional en su rutina se obtiene una completa visión de su trayectoria y ocupaciones. Al final del día o de la semana, el estudiante que acompaña al experto podrá responder preguntas como:

  • ¿Puedo verme trabajando en este campo durante toda mi carrera?
  • ¿Me sentiría satisfecho y recompensado a diario?
  • ¿Me iría cada día sintiéndome estresado o preocupado?
  • ¿Tengo la personalidad, las habilidades sociales y los conocimientos para trabajar en este campo?
  • ¿Disfrutaría trabajando con este tipo de personas?

¿Con qué no hay que confundir el job shadowing?

Job shadowing no es un trabajo, una interinidad ni unas prácticas. Por lo general, los programas de observación laboral solo duran de un día a una semana, por lo que suponen un compromiso mucho menor que cualquiera de estos roles.

Muchos programas de pregrado requieren que los estudiantes realicen múltiples experiencias paralelas a lo largo del año académico para que puedan comparar roles de manera efectiva. Además, por lo general, quienes aprovechan la oportunidad que les brinda el job shadowing están más tiempo observando que trabajando, mientras que los internos y estudiantes en prácticas suelen tener sus propias tareas laborales que realizar cada día.

Las pasantías tienen más que ver con ayudar a los profesionales en ciernes a aprender y perfeccionar las propias habilidades relacionadas con la carrera, mientras que las experiencias de observación laboral tienen más que ver con ayudar a los estudiantes a decidir si quieren seguir esa trayectoria profesional específica para empezar.

Si bien las pasantías y las prácticas externas también pueden ayudar a un estudiante a determinar si desea o no seguir completamente una trayectoria profesional específica, generalmente se realizan cuando ya está avanzada la educación o capacitación.

Pero existe otra distinción, quizás más importante. La mayoría de las pasantías para estudiantes universitarios también permiten a los participantes ganar dinero o créditos universitarios, mientras que la observación laboral no es remunerada ni está acreditada. Tiene sentido, ya que realmente no se está trabajando. Pero eso no significa que no valga la pena probar el job shadowing: aunque no se obtiene un salario sí que se adquiere algo valioso, una visión completa y sólida.

Beneficios del seguimiento laboral

Estar cara a cara con trabajadores reales y experimentar de primera mano las vivencias en un entorno profesional proporciona al estudiante una visión realista de un determinado trabajo y le enseña algunas habilidades de ese oficio.

Además, el job shadowing ayuda a los estudiantes a descartar carreras, a motivarse más por el estudio, enseña profesionalidad, permite hacer preguntas y obtener respuestas y demuestra el uso de habilidades aplicadas.

Créditos fotográficos: RossHelen

POST - TOFU - Nuevos Retos RRHH


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario